02 julio 2022
  • Hola

Los trajes charros ‘conquistan’ Madrid

La exposición ‘Iconos de indumentaria tradicional’ acoge seis prendas de la provincia. Los visitantes pueden admirar el vestido de charra que la Diputación regaló a la reina Victoria Eugenia

Madrid /
24 ago 2019 / 18:11 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Seis trajes típicos de la provincia de Salamanca forman parte de la exposición temporal ‘Iconos de indumentaria tradicional’ que acoge hasta finales de septiembre el Museo del Traje de Madrid. El objetivo de esta muestra, según explica su comisaria Concha Herranz, es “dar a conocer un gran número de piezas de nuestra colección de indumentaria tradicional, verdadero tesoro del museo, muy valorada por estudiantes e investigadores en la materia”.

Una de las ‘joyas’ expuestas es el traje de charra de la reina Victoria Eugenia de Battenberg, realizado en terciopelo de color negro y tejidos de seda labrada, regalo de la Diputación Provincial de Salamanca en diciembre de 1922. Concha Herranz explica que “el regalo se concibió tras el viaje que realizaran los reyes a Salamanca con motivo de la celebración del tercer centenario de la canonización de Santa Teresa”.

Dicha vestimenta se bordó en Macotera, y fue realizada en base a un traje propiedad de la familia Maldonado Ocampo, a excepción del motivo de la castañuela, denominación que recibe el dibujo calado del bajo de la falda, realizado con técnica de picado a tijera, que siguió el dibujo de un traje de Manuela Vargas Sánchez, por lo que “está cargada de gran interés ya que reúne diferentes aportaciones de particulares”, apunta Herranz. El regalo a la Corona formó parte de la Exposición del Traje Regional e Histórico de 1925, celebrada en Madrid, exposición en la que la reina fue la presidenta de honor.

El museo madrileño también ha seleccionado para esta muestra el traje masculino de Béjar, “muy interesante” por el tejido de felpilla que lo diferencia de otras provincias españolas, con el patrón de chaleco cruzado y con escote alto redondeado; un traje de niño de La Alberca, que pone de manifiesto que los niños vestían a la manera de los adultos; dos trajes de Candelario, uno de mujer y otro de niña; y el traje festivo de Villarino de los Aires, en el que destacan los bordados en lanas de colores, bien sobre fino paño de lana, caso de la falda, o sobre el pañuelo de pecho que es de tafetán de algodón.

En las vitrinas que conforman la exposición temporal también se encuentran otras tres piezas con sello salmantino como son un pandero cuadrado, una cuerna tallada de bóvido y un telar de reja para la elaboración de cintas, realizado en hierro.

La comisaria de la exposición señala que “en esta ocasión ofrecemos a nuestros visitantes una exposición compuesta por 52 trajes completos, además de objetos de la vida cotidiana, tales como instrumentos musicales, mobiliario, juguetes, y piezas para hilar o tejer”. Los trajes fundamentalmente son de uso festivo, alguno de diario o de trabajo, todo ello agrupado en torno a seis capítulos que reciben por título Indumentaria Tradicional, Evoluciones, Pervivencias e identidades, Emblemas de oficio, Exhibición de la riqueza, y Fiestas y rituales.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png