Borrar
Keanu Reeves en la saga John Wick. | L.G.

Keanu Reeves demuestra lo bien que se le da matar en Jonh Wick, disponible en Cines Van Dyck

La saga ‘John Wick’ corona al actor como rey del cine de acción y artes marciales en un cuarto capítulo aún más espectacular y violento

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Viernes, 24 de marzo 2023

Compartir

En menos de una década, John Wick se ha labrado la condición de saga de culto. Su primera entrega, de 2014, ni siquiera se estrenó en los cines de España. Pero poco a poco los fans del cine de acción fueron haciéndose eco. Y, sin un gran estudio ni plataforma detrás, esa producción independiente logró un éxito mundial, que sus secuelas multiplicaron. Keanu Reeves recuperó su estatus de estrella, en una época en que los héroes de acción (los de Jungla de cristal, Arma letal, incluso Jason Bourne) han desaparecido casi por completo, barridos por los superhéroes. Por todo eso, el cuarto capítulo de John Wick -más caro, más largo, más espectacular- ha generado tanta expectación. Sobre todo al publicarse las primeras reacciones de la crítica, llenas de alabanzas. Se estrena este fin de semana en Van Dyck (también en versión original el lunes) y Van Dyck Tormes.

El argumento vuelve a ser tan escueto que podría resumirse así: el protagonista, un asesino a sueldo, se enfrenta a enemigos (e incluso a viejos amigos) en distintos lugares del mundo; de Nueva York a Berlín. Pero el punto fuerte de John Wick nunca ha sido su trama. Lo que ofrece son peleas cuerpo a cuerpo, acción brutal y en perpetuo crescendo, tiroteos, violencia estilizada, aires de cómic. Su realización -excelsa, clásica, de pocos cortes- se aleja de la moda de los montajes acelerados del cine de este siglo. También marca época Reeves, con su porte estoico; nadie tiene más estilo a la hora de matar gente. Detrás de la cámara, Chad Stahelski, muy dotado para el género: no en vano, antes de dar el salto a la dirección se ganó la vida durante décadas como coreógrafo de artes marciales (responsable, por ejemplo, del 300 de Zack Snyder) y doble de riesgo (o stuntman). Así conoció a Reeves, en el rodaje de The Matrix. El reparto lo completan actorazos de la talla de Laurence Fishbourne, Bill Skarsgard (It) o Donnie Yen (Rogue One).

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios