Borrar
Yamanaka recibe el birrete en la Universidad de Salamanca. ALMEIDA
El emotivo recuerdo a su padre del premio Nobel investido honoris causa por la Universidad de Salamanca

El emotivo recuerdo a su padre del premio Nobel investido honoris causa por la Universidad de Salamanca

El médico japonés Shinya Yamanaka explicó en el Paraninfo cómo influyó la enfermedad incurable de su progenitor en su vocación científica

Alejandro Segalás

Salamanca

Jueves, 14 de septiembre 2023, 16:12

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El médico japonés y Premio Nobel en Fisiología o Medicina Shinya Yamanaka, padre de las células madre pluripotentes inducidas (iPS) que revolucionaron la investigación biomédica en el área de la regeneración celular, se incorporó este jueves al Claustro de doctoras y doctores de la Universidad de Salamanca durante el solemne acto de investidura presidido por el rector, Ricardo Rivero, y celebrado en el Paraninfo de las Escuelas Mayores.

El doctor Yamanaka, precursor de líneas decisivas en la investigación celular, está afiliado a la Universidad de Kyoto desde 2004 y ha sido galardonado con los más prestigiosos premios internacionales, entre los que se incluye el Nobel de Fisiología o Medicina en 2012. Además de haber recibido destacados reconocimientos con vinculaciones con España, como el Premio Fronteras del Conocimiento o el de Académico de Honor de la Real Academia Nacional de Medicina, entre otras distinciones.

La ceremonia desarrollada en latín, en la que ejerció de padrino del nuevo doctor honoris causa el catedrático y director del Centro Cultural Hispano-Japonés de la USAL José-Abel Flores Villarejo, contó con la asistencia de autoridades académicas e institucionales como el embajador de Japón en España, Takahiro Nakamae; la directora de la Fundación Japón en Madrid, Keiko Morito; el director general de Casa Asia, Javier Parrondo; y los decanos de las facultades de Medicina y de Biología, José Carretero y José Ángel Sánchez Agudo, respectivamente.

Durante su intervención, Yamanaka manifestó sentirse «profundamente honrado por recibir este galardón de la Universidad de Salamanca» y dio las gracias sinceras a «mentores, colegas, amigos y familiares que me han llevado a convertirme en la persona que hoy en día soy». El científico dedicó un especial recuerdo a la figura de su padre y explicó cómo su extraordinaria personalidad y la enfermedad incurable que este padeció le encaminaron en su juventud a su vocación médica, que posteriormente tornaría hacia su vertiente más científica en la búsqueda de soluciones terapéuticas para aquellos pacientes con patologías sin posibilidad de tratamiento.

Así, ofreció una semblanza sobre los inicios de su carrera y de los innovadores proyectos que en la actualidad se encuentra desarrollando junto a su equipo desde el Centro de Investigación y Aplicación de Células iPS (CiRA) de la Universidad de Kioto, con el instituto Gladstone de Enfermedades Cardiovasculares y la Fundación CiRA, en el campo de la investigación en medicina regenerativa con células iPS y su uso clínico en múltiples estudios relacionados con la Degeneración Macular Asociada a la Edad, la enfermedad de Parkinson y en la inmunoterapia contra el cáncer y otras enfermedades.

Reprogramar células

En sus investigaciones, Shinya Yamanaka demuestra que es posible, con una serie limitada de factores definidos, reprogramar células diferenciadas y revertirlas a un estado típico de las células pluripotentes. Su trabajo supone un cambio de paradigma que ha modificado de manera radical el panorama de la Biología del desarrollo básica.

En este sentido, Flores Villarejo definió en su discurso a la ciencia y los científicos como «elementos esenciales» en el desarrollo social, como «base del progreso en un contexto desprovisto de fronteras», y recordó cómo el trabajo con las células iPS del doctor Yamanaka «abrió un espectro hasta entonces desconocido, insospechado».

Para el catedrático de la Universidad de Salamanca, «el hecho de obtener células iPS en personas con alguna enfermedad o disfunción genética, ha definido la línea que está proporcionando descubrimientos médicos con potencial para definir novísimas estrategias diagnósticas y terapéuticas».

El estudio de las células iPS ha permitido el desarrollo de «nuevas prácticas para afrontar las enfermedades genéticas humanas, empleando técnicas aparentemente sencillas, aunque como suele suceder en ciencia, esta sencillez conlleva un esfuerzo y desarrollos complejos. Está permitiendo la elaboración de fármacos específicos y direccionados, sin olvidar su aplicación a enfermedades degenerativas», apuntó.

En un análisis estrictamente metódico, «constituye un cambio de paradigma, que como acontece en Ciencia, ha modificado el panorama existente, y en particular el de la Biología del desarrollo. El conocimiento de las células iPS está contribuyendo a la posibilidad de trasladar la medicina regenerativa celular del laboratorio a la clínica, punto en el que confluimos (o confluiremos) todos».

El vínculo entre Salamanca y Japón

La concesión del doctorado honoris causa institucional del científico japonés de prestigio internacional Shinya Yamanaka, con una línea de incuestionable interés en generación de conocimiento, se enmarca entre las acciones destacadas del presente año 2023, declarado como Año Japón en la USAL, y consolida la privilegiada interacción académica y cultural que la Universidad de Salamanca mantiene con Japón y sus instituciones.

Asimismo, en palabras del rector Ricardo Rivero, el reconocimiento académico de Yamanaka en esta casa de estudios «ejemplifica el aprecio de esta antigua Universidad por la mejor versión de la ciencia a la que usted personifica y prolonga el puente académico de Salamanca hacia Japón, tendido hace décadas y sostenido por la admiración hacia su país y la dedicación de tantas personas en este Estudio a las aportaciones japonesas al progreso de la humanidad».

Las excelentes relaciones bilaterales mantenidas de forma continuada han propiciado un destacado intercambio de profesionales y estudiantes, la organización conjunta de múltiples eventos y actividades culturales y se ven reflejadas en el Centro Cultural Hispano Japonés de la Universidad de Salamanca, y su correspondiente Asociación de la USAL en Japón, existente ya desde hace más de 25 años.

Una sinergia e interés mutuo visibilizado, además, en las visitas de los Emperadores a la Universidad de Salamanca, así como en las repetidas ocasiones en las que las autoridades académicas del Estudio salmantino han sido recibidas por SS.MM. la última de la cuales, muy reciente, correspondería a la audiencia del Emperador Naruhito con el rector Ricardo Rivero.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios