01 diciembre 2020
  • Hola

El IBSAL, en peligro de perder la acreditación del Instituto Carlos III

El Instituto de Salud comunica que no cumplen con la exigencia de tener una fundación y lanza un ultimátum

El Instituto de Salud Carlos III comunicó hace dos meses al IBSAL que no ha cumplido con los ‘deberes’ que le encargaron la última vez que se les reacreditó y que, en consecuencia, pueden perder su acreditación cuando la comisión de seguimiento se reúna en diciembre.

El problema que puede llevar al IBSAL a dejar de estar en la elite española de los institutos de investigación es que todavía no cuenta con su propia fundación. El IBSAL sigue adscrito a la fundación del Instituto de Ciencias de la Salud de Castilla y León (IECSCYL) y cuando el Carlos III reacreditó a los salmantinos les dejó claro que estaban obligados a crear una fundación propia.

Hace años que el IBSAL viene persiguiéndola, pero la anterior Consejería de Sanidad -liderada por Antonio María Sáez y Rafael López- no lo hizo realidad. Ahora el tiempo se ha echado encima y el Carlos III ha lanzado un ultimátum: “Nos avisaron en septiembre de que ha pasado más de un año desde la reacreditación y que al no haber fundación nos iban a desacreditar”, explica el director científico del IBSAL, Rogelio González.

La primera reacción desde la Consejería de Sanidad ha sido solicitar una prórroga para cumplir con los requisitos lo antes posible. “Al avisar con cierto tiempo nos pusimos en contacto con la Consejería y todos nos hemos dado cuenta de que esto va muy en serio, así que ya se han iniciado los trámites. Hemos mandado la solicitud de prórroga y tenemos unos estatutos que se van a presentar al Protectorado de Fundaciones, así que esperamos que en Semana Santa podamos tener ya esa fundación propia”, expresa González Sarmiento. Aún con la esperanza en que el Carlos III admitirá la prórroga solicitada, el susto que se ha vivido en Salamanca ha sido grande. “Hemos estado verdaderamente a un tris de quedarnos fuera”, aseguran.

El IBSAL, cuyo presupuesto ronda los 7 millones de euros, es el único instituto de investigación de Castilla y León acreditado por el Carlos III. Eso le permite optar a proyectos competitivos que ningún otro centro de investigación de la Comunidad puede solicitar. De hecho, durante los últimos años el IBSAL se ha abierto a otros grupos de investigadores de Castilla y León -sobre todo de Valladolid- para que puedan presentar sus candidaturas a través del instituto.

La figura que se está creando se llamará Fundación IBSAL y “de esa fundación se colgará en paralelo el Instituto”, explica Rogelio González, que avanza: “En el futuro, cuando toque volver a reacreditarse, se podrá plantear si empezar de cero y hacer que fundación e instituto sea una misma cosa”.

Hasta entonces, la actual Unidad de Gestión será la fundación y la idea es que el patronato sea el mismo que el consejo rector del IBSAL.

“El IBSAL pasará a ser salmantino al 100%. Seguirá habiendo grupos de investigación de fuera porque la colaboración y el apoyo se mantienen, pero la sede será Salamanca. Así, cuando a nivel europeo salga el IBSAL, aparecerá Salamanca en lugar de Soria, como sucedía ahora”, detalla el máximo responsable de la institución.

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png