08 marzo 2021
  • Hola

El efecto de la COVID en la hostelería salmantina: 21.000 contratos menos en 2020

Salamanca registró 12.000 contrataciones de camarero, cocinero y ayudantes para cocina, por las 33.700 de 2019 | Personal de limpieza y vendedores de tiendas, otros afectados

La sangría en el mercado laboral salmantino provocada por la pandemia tiene un nombre propio: la hostelería. Las restricciones para abrir que han sufrido los establecimientos, sumado a la caída del turismo por el miedo al virus y las limitaciones para viajar, están detrás del desplome de la contratación en el sector, que registró el año pasado 21.000 contratos menos en Salamanca respecto a un año antes, lo que significado que perdió dos de cada tres contrataciones.

La hostelería es uno de los principales sectores generadores de contratos en la provincia, la mayoría de ellos temporales, con mucha distancia sobre el resto de actividades económicas. Sin embargo, el coronavirus ha desencadenado una caída de la contratación jamás vista. Los datos así lo demuestran. En 2019, la suma de contratos de camareros, cocineros y ayudantes de cocina superó los 33.700 en Salamanca. Un año después, se han quedado en 12.040, lo que representa una caída superior al 65%.

El cierre del ocio nocturno desde el pasado mes de marzo, generador de multitud de contratos aunque fueran por horas o de unos pocos días, ha sido una de las causas del desplome. También ha contribuido el cierre durante el estado de alarma, así como el vivido en la segunda ola de la enfermedad a finales del año pasado. Otro condicionante que ha jugado en contra de la hostelería han sido las limitaciones de aforo, a lo que se sumaron la llegada de un 70% menos de turistas a la provincia salmantina en 2020, cuestión que redujo aún más la contratación temporal, sobre todo en verano.

Teleoperadores y telefonistas fueron de las pocas profesiones donde aumentó la contratación el año pasado

La menor actividad de los establecimientos hosteleros se ha traducido en un menor peso en el mercado laboral de Salamanca. En los años previos a la pandemia, el sector mostraba una clara tendencia al alza en importancia, hasta llegar a acaparar en 2019 el 28% de las contrataciones de la provincia. Sin embargo, la crisis está resultando especialmente dañina para la hostelería, lo que ha supuesto que en 2020 únicamente concentrará el 15,8% de las contrataciones.

Aunque la hostelería ha sido la más damnificada, la pandemia ha influido en el descenso de contrataciones en la mayoría de sectores. El personal de limpieza de oficinas y hoteles, por ejemplo, ha experimentado una bajada del 39,8%. Las dificultades de muchas empresas para mantenerse abiertas, sumada a que la mayoría de alojamientos hoteleros han cerrado durante meses por la falta de turismo, han contribuido a la caída. La siguiente ocupación con una pérdida importante es la de los vendedores en tiendas y almacenes, establecimientos que han visto reducido de manera ostensible el consumo, sobre todo en campañas clave como las rebajas o Navidad. Los monitores de actividades recreativas y deportivas, afectados de lleno por las restricciones que prohiben las concentraciones de personas, han sufrido una disminución del 70% de contratos.

El trabajo a distancia sube

Las ocupaciones que implican menor presencia física, como el comercio electrónico o la atención telefónica a los clientes, se encuentran entre las pocas en las que aumenta la contratación. La incorporación de teleoperadores creció un 71% el año pasado y superó la barrera de las 2.000 contrataciones. Los contratos para telefonistas también subieron, un 35%.

Ver Comentarios
Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png