29 junio 2022
  • Hola

El Clínico ya está vacío de material útil y cuenta los días para su derribo

Atención Primaria, Universidad y los centros de Montalvos, Béjar y Ciudad Rodrigo se llevan cientos de productos de mobiliario y tecnología que aún eran aprovechables

17 may 2022 / 17:00 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

El viejo Hospital Clínico ya es material de derribo. Después de varias semanas en las que se ha ofrecido un catálogo de máquinas y mobiliario que pueden ser útiles para otros centros sanitarios, la dirección del Complejo da por finalizada la vida de un edificio que se inauguró en 1975. El pasado lunes se procedió al acto de entrega del edificio a la empresa que se va a encargar del derribo.

Durante toda la mañana se ha procedido a vallar el contorno del recinto para que nadie ajeno a la obra pueda acceder. De hecho, los últimos que lo estaban utilizando eran los sanitarios que aún tenían su taquilla en los antiguos vestuarios. Desde el lunes, ya han empezado a cambiarse en el módulo de vestuarios que se ha levantado junto al nuevo edificio.

El edificio se cerró el lunes de forma definitiva: se ha vallado el recinto y ningún profesional podrá volver a usarlo

La mayoría del material aprovechable del Clínico se va a quedar en Salamanca, aunque también se han recibido visitas de representantes de otros provincias de Castilla y León.

El Hospital de Los Montalvos va a darle una segunda vida a sillones, cajoneras, sillas, grúas para pacientes, carros de medicación, microondas, frigoríficos y máquina de parada. El Centro de Especialidades de Ciudad Rodrigo también ha solicitado varias camillas y frigoríficos de gran tamaño.

Hasta el Virgen del Castañar de Béjar se trasladarán electrocardiógrafos, sillones, camillas, flexos y monitores para las constantes vitales de pacientes ingresados.

La Gerencia de Atención Primaria y la Universidad de Salamanca también ha encontrado utilidad para buena parte del contenido del Clínico que, aunque ya no se podrá usar, aún mantiene la pasarela que comunica con el nuevo Hospital y que se podrá seguir cruzando para retirar el material pendiente.

En las próximas horas se mantendrán reuniones con la empresa responsable del derribo para dibujar una hoja de ruta: cuándo se empieza a demoler el Clínico, por dónde empezar y cómo hacerlo. En estas reuniones estarán presentes los servicios de Medicina Preventiva, así como el de Riesgos Laborales. Ambos departamentos deben vigilar muy de cerca el derribo para garantizar que no se formen residuos tóxicos.

Antes de que las máquinas entren en el recinto y empiecen a tumbar paredes, el Hospital de Salamanca ha rescatado material histórico. Por ejemplo, la escultura situada en la pared de entrada del Clínico se ha retirado -pieza por pieza- y ahora está colocada junto a la entrada principal del nuevo edificio, para volver a instalarla en el lateral de ese acceso.

En el túnel de bajada hacia las antiguas Urgencias Pediátricas había un ‘escudo’ de la Universidad de Salamanca que también va a lucir en las nuevas instalaciones.

En la zona ajardinada del Clínico había un busto de Severo Ochoa, que ayer mismo se estaba retirando por los operarios y que tiene como destino la entrada del paseo de San Vicente.

Por último, el Complejo ya ha restaurado las letras del Virgen de la Vega. Se retiraron semanas atrás para renombrarlo como ‘Edificio de consultas 2’, pero por petición popular se ha vuelto a situar en la fachada para seguir recordándolo como ‘Edificio de consultas 2. Virgen de la Vega’.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png