01 octubre 2022
  • Hola

Desconocimiento entre los comerciantes de las nuevas normas de ahorro: “A mí no me ha avisado nadie”

Las limitaciones en la luz y el aire acondicionado, así como los nuevos horarios de iluminación de los escaparates, entran este miércoles en vigor

10 ago 2022 / 07:54 H.
Ver Comentarios

Es llamativo, pero a menos de 48 horas de que entren en vigor las nuevas normas de ahorro energético decretadas por el Gobierno, los principales afectados todavía desconocen la situación. “A mí no me ha avisado nadie, ni me ha enviado ninguna comunicación el Gobierno”, señalan varios de los comerciantes del barrio Garrido, independientemente de que tengan su opinión.

Virginia Sánchez tiene un negocio el paseo de la Estación y confiesa que no sabe lo que tiene que hacer. “Como sabemos que está habiendo tanto lío, no estamos prestando tanta atención. Como el Gobierno muchas veces se tira para atrás... Esto nos parece una tomadura de pelo porque si sale algo debería ser por consenso con los comerciantes”, opina.

Un cerrajero del barrio indica que no le preocupa el decreto. “No tengo aire acondicionado y siempre apago mi escaparate antes. A mí no me afecta como a los grandes comercios”. En la misma línea se pronuncia una empresa de viajes de la avenida de Portugal. “A las 22:00 mi escaparate está siempre apagado y el aire lo suelo mantener, más o menos, en esas temperaturas”, explica.

Anabel García, empleada de una tienda de mobiliario de baño no lo ve tan fácil de llevar. “Apagar el escaparate en esta época puede dar más igual porque hay luz, pero en invierno claro que perjudica. Respecto al aire acondicionado, con 27ºC vamos a sudar y eso queda mal de cara al público. Si el cliente viene a comprar algo y la dependienta o la empleada empieza a sudar, pues no es una situación agradable. Nosotros mantendremos el aire a 27ºC para evitar denuncias y porque así lo ha indicado el jefe, pero no quiero ni pensar cómo lo tendrán que pasar en el comercio de ciudades como Córdoba. En invierno, si se ven los escaparates apagados a las 22:00, Salamanca va a dar una imagen de tristeza porque va a estar totalmente apagada. Todo influye negativamente”.

Miguel Ángel trabaja en un comercio textil de la avenida Portugal y matiza que ya tenían la precaución de apagar las luces del escaparate pronto “porque son alógenas y no se puede resistir en la factura”. No está de acuerdo con la actitud del gran comercio: “Lo de apagar a las 22:00 y luego movilizarse es una tontería. Los comercios grandes ya no saben cómo fastidiar. Esto no viene de ahora, sino de atrás. Los políticos ya no saben qué hacer”. También apoya la medida de limitar el aire acondicionado. “Estuve trabajando en la calle Azafranal y teníamos el aire a 25ºC, porque si lo pones a 23ºC la gente sale corriendo del frío. No es normal tener que ponerse una chaqueta”.

Adela Moro trabaja en el sector de la estética y coincide con otros comerciantes en que la obligación de apagar el escaparate es un fastidio o un alivio, en función del tipo de luminarias utilizadas. “Nosotros solo tenemos una iluminación de LED y ya apagábamos a las 23:00”.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png