Borrar
Una excavadora y un camión en las instalaciones ya derribadas. LAYA
El derribo del parque de la maquinaria no acaba con la polémica

El derribo del parque de la maquinaria no acaba con la polémica

El Consistorio derriba el área de maquinaria y exige 6,8 millones a la CHD por los daños

B. H.

Salamanca

Viernes, 26 de mayo 2023, 06:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El inicio del derribo del parque de maquinaria pone fin al último capítulo en el culebrón de las instalaciones, un proyecto que comenzó hace 11 años. Ha sido más de una década de autorizaciones y negaciones de permisos, contenciosos y fallos judiciales. Finalmente camiones y excavadoras avanzaban este jueves en la demolición de las instalaciones cumpliendo con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León y de la del Tribunal Supremo, que instó al Consistorio a acometer el derribo basándose en que el expediente de la autorización de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) no incluyó informes técnicos. A finales del año pasado los vehículos de limpieza ya se trasladaron al Polígono del Montalvo, mientras que en los últimos meses el Ayuntamiento inició los trabajos previos a la demolición con la recuperación de materiales y elementos que podían tener una segunda vida útil.

Echar abajo los inmuebles del recinto no zanja el culebrón del parque de maquinaria porque el enfrentamiento con la CHD continúa debido a que el Consistorio reclama a la Confederación 6,8 millones de euros por el error en la autorización. La cuantía exigida cubre el coste del derribo de la antigua depuradora que se ubicaba en la parcela, situada en Huerta Otea, junto al Tormes. También debe compensar la construcción de la estación de gas y las instalaciones que ahora se echan abajo, tal y como explicó en su día el concejal de Hacienda, Fernando Rodríguez.

Cabe recordar que las instalaciones costaron más de 3 millones de euros. Inicialmente la obra el proyecto estaba condicionado al derribo de la pesquera de Tejares, que por presión vecinal no se ejecutó. No obstante la CHD autorizó tras varios informes la obra, que el Supremo ha desautorizado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios