25 mayo 2022
  • Hola

Carlos Sadness, el sábado en Salamanca: “Me han propuesto ir a Eurovisión y no me atrae la experiencia”

Es uno de los artistas ‘indie’ más escuchados

17 ene 2022 / 22:51 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Carlos Sadness llega este sábado 22 de enero al Palacio de Congresos de Salamanca con “Tropical Jesus”.

– ¿Viene a Salamanca con toda la banda?

–Voy con toda la banda, como en aquellos tiempos antes de todo esto. Eso me da mucha alegría, como el hecho de poder ver a la gente bailar. Hace tiempo que no toco en Salamanca y es una de las ciudades donde mejor lo pasé en mis primeros años de gira. El concierto pasa por diferentes estados, pero en general es un show en el que se baila, se ríe y se emociona.

–¿Qué es lo último que hacen antes de salir al escenario?

–Jugamos a adivinar unos números por telepatía entre los compañeros. Hacemos la broma para ver si estamos conectados. Pero qué va; poquísimas veces hemos acertado, aunque debo decir que la primera, creo que fue en Salamanca. No es broma.

–¿Llega sin barba tras su paso por “Tu cara me suena”? ¿Qué tal la experiencia de imitar a Santiago Auserón?

–Bueno, ya ha dado tiempo a que vuelva a crecerme, pero fue bastante impactante verme tan transformado, Nadie me reconocía así. Soy fan De Santiago Auserón, aunque esta canción en concreto representa más un momento musical de la movida que al artista en sí y en lo que evolucionaría. Es muy divertido el programa. Ahora sería bueno que alguien me imite a mí. Creo que no es muy difícil.

– “Tropical Jesus” es como le definió un locutor colombiano.

–Eso pasó en mi primer viaje a Colombia. Se juntaron muchas bromas acerca de parecerme a Jesús. En una TV me pidieron recogerme el pelo para no parecerme tanto, según ellos, y luego en una radio, el locutor me describió a los oyentes como “una especie de Jesús Tropical”. La que era por aquel entonces mi mánager, Neus y yo, nos partíamos con eso de Jesús Tropical, así que la broma se quedó y se convirtió en un personaje que daría nombre al cuarto disco.

–Este disco está viajado. Incluye una colaboración con Bomba Estéreo y otra con el también colombiano Manuel Medrano.

–Colombia no es el país en el que más he estado ni tampoco donde he hecho más colaboraciones, pero ha dado esa casualidad. Con Li Saumet de Bomba estuve pasando unos días en Santa Marta y de allí salió “Aloha”. Con Manuel coincidí un par de veces en Ciudad de México y quedó pendiente hacer algo. “Todo Estaba Bien” la trabajamos online y aun no la hemos podido cantar en directo. Espero que este sea el año, pues ya cantamos juntos, precisamente una canción de Bomba Estéreo en un festival de Colombia. Así que sí, dos colaboraciones y la idea del nombre del disco, salió un poco colombiano el disco.

–¿Hay temas de este álbum compuestos en América Latina?

–Hay de todo. Algunas toman una palabra latinoamericana como “Ahorita”: Tuve esa idea volviendo de México y acabé escribiéndola en Cuba. Salir de casa me resulta inspirador; me hace ver mi vida desde lejos, desde otro ángulo. También compartir las inquietudes con gente de otros lugares y escuchar sus puntos de vista. Viajar siempre ha sido enriquecedor para mí.

–¿Qué recuerdos tiene de su paso por Salamanca en anteriores ocasiones?

–Recuerdo noches muy divertidas. En especial un concierto muy bonito en “Potemkim”. Llevo algunos años sin ir y me emociona el reencuentro. Siempre hemos paseado un poco por la ciudad por la tarde y la mañana siguiente. Y tomado el desayuno por el centro comentando el concierto.

–¿Qué es lo más satisfactorio: componer, grabar, vender, actuar en directo?

–Componer creo que es el proceso que más disfruto; también con el que más sufro cuando las cosas no salen. Pero la satisfacción de hacer una canción, haberle dado forma a todo eso que rondaba de forma inconsciente en la cabeza es algo muy especial. Grabar, por ejemplo, no tiene ese componente tan mágico para mi. Actuar es también bonito, porque es donde te pones ese traje en el que has estado trabajando tan duro.

–¿Qué supone ser uno de los artistas ‘indie’ más escuchados en Spotify?

–No sé; creo que lo de ‘indie’ está ya muy diluido y la gente no lo piensa tanto como nosotros. Quiero decir que cada vez usamos menos las etiquetas y eso me parece bien. Creo que mi música apareció en un momento bueno del ‘indie’, de los festivales, y encajó bien en esa situación, llevándome a tener unos números muy buenos. La pandemia nos ha quitado el escenario donde todo eso sucedía y evolucionaba, pero la gente ha seguido escuchando y ha entendido que la música se transforma y toma influencias nuevas. Yo trabajo desde una esencia muy personal, pero también me gusta estar al día y llevar a mi terreno aquellas cosas nuevas con las que me siento cómodo.

“Fue impactante verme transformado en Santiago Auserón para “Tu cara me suena”. A ver si me imitan a mí: no es muy difícil”

– Cite algún referente.

–Hay cosas que escuchaba de pequeño, en casa, que nunca han desaparecido y que siempre han dejado algo en lo que hago. Desde Radio Futura, El Último de la Fila a Simon And Gartfunkel. Actualmente tengo referentes como Vampire Weekend y artistas como Marina Capdevila o Flavita Banana.

–De adolescente montó una banda.

–Bueno, lo intenté. Mi primera idea de banda fue imposible de montar, porque algunos colegas estaban por otras cosas. Luego entré de cantante en una y me echaron porque quería cantar en castellano y no en inglés. Luego pasé un tiempo en una banda donde aprendí mucho, pero cada vez podían quedar menos los compis y me puse a hacer canciones de rap: solo, porque ahí no necesitaba a la banda. Es un poco triste si lo pienso así, pero también fue una etapa de aprendizaje, de experimentar mucho con las métricas y las palabras. El día que me llegó una oferta discográfica fue cuando dije: “para, esto no es lo que quiero hacer”. Me compré una guitarra y me puse a aprender a tocar. Empecé de cero y ahí comenzó todo esto.

–Va a publicar “Ilustraciones para detener el tiempo”.

–Sale el día 26 de este mismo mes. Es un libro que recorre mis canciones a través de diseños de tatuaje. Sé que suena raro, pero muchísima gente me pide eso, que escriba una frase con mi letra o que haga un dibujo relacionado. Así que pensé que era una idea original. Una manera de detener el tiempo.

– Este disco no acaba en la música.

–Siempre he tenido muy cerca el amor por la pintura y el dibujo. Pinto desde que tengo uso de razón y, de hecho, de niño quería ser pintor y no cantante. Ese lado se descubrió hace unos años en mi libro ilustrado “Anatomías Íntimas”, que firmé en una librería preciosa de Salamanca. Lo he tenido un poco abandonado porque la vida me está dejando muy poco tiempo libre, pero espero que no se me olvide, porque lo disfruto.

–¿Iría a Eurovisión?

–Un par de veces me ha llegado la propuesta y la última fue este año. Nunca me he visto ahí. No porque me parezca peor o mejor, sino porque no llama mi atención tanta exposición ante gente que no me ha buscado. Me gusta cuando la gente que viene a verme sabe de qué va esto, pero fuera de contexto no me atrae la experiencia.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png