Borrar
Imagen de la Playa de Barra, en Portugal. ARCHIVO
Arena fina, chiringuito y un gran faro: estas son las dos playas portuguesas más cercanas a Salamanca

Arena fina, chiringuito y un gran faro: estas son las dos playas portuguesas más cercanas a Salamanca

Brindan la oportunidad a los salmantinos de hacer una escapada exprés en cualquier momento para darse un chapuzón en agua salada

Elena Martín

Salamanca

Jueves, 13 de junio 2024, 11:57

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Con la llegada de las altas temperaturas y las vacaciones asomando, son muchas las personas que empiezan a pensar en hacer las maletas, aunque sea para pasar un fin de semana lejos del calor de las ciudades y cerca de los lugares más refrescantes. Y la playa siempre figura entre las opciones favoritas de aquellos que no dudan en ponerse vestimenta corta, coger el abanico y viajar, de forma exprés, con botella de agua en mano.

Mientras las piscinas se llenan de gente, las playas más cercanas a ciudades como Salamanca esperan la llegada de todos aquellos que quieren huir de la monotonía y apuestan por ir más lejos. Aunque sea a una o dos horas. Y, ahí, los salmantinos tienen la oportunidad, además de la suerte, de pisar la arena y de bañarse en agua salada a algo más de 200 kilómetros.

Cerca de Salamanca, en el país vecino, Portugal, nos topamos con las playas 'más cercanas a la Plaza Mayor'. Se trata de las de Costa Nova y Barra, ubicadas en la localidad lusa de Aveiro, que siempre resultan ser una buena opción para los que residen tanto en plena capital como en los municipios colindantes.

En tres horas, los salmantinos pueden disfrutar de las playas de este pueblo portugués, que, pese a tener aguas frías, gusta tanto por los arenales separados por diques y abiertos de par en par a la furia del Atlántico.

Costa Nova no solo gusta por su cercanía. También lo hace por su colorido y por las casas cien por cien marineras que, combinando el rojo, el azul, el blanco y el amarillo con rayas verticales, se suman a los restaurantes con los que cuenta y en los que se pueden probar exquisiteces como las almejas, los pescados frescos o el bacalao, especialidad de la zona.

Por su parte, la de Barra llama la atención por un gran faro que se ha convertido en su símbolo. Enfrente se encuentra una pequeña playa cerrada sin oleaje y recomendable para los niños. En la extensa zona de costa se encuentra también un chiringuito para disfrutar de un refresco mirando al mar.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios