23 enero 2022
  • Hola

Sequía: Crece el número de pueblos en las sierras a los que se suministra agua con cisternas

San Martín del Castañar, Garcibuey y Aldeacipreste han recibido agua de la Diputación

05 sep 2021 / 10:00 H.

Los municipios de San Martín del Castañar, Garcibuey y Aldeacipreste se han sumado en la última semana a Sorihuela en el listado de localidades que han necesitado agua a través de cisternas para compensar la escasez en sus captaciones.

En el caso de San Martín del Castañar, la localidad recibió 169.000 litros en cuatro envíos desde el 23 al 27 de agosto. En ese mismo periodo de tiempo, Garcibuey sólo recibió una cisterna de 54.000 litros, los mismos que Aldeacipreste, que recibió el agua el pasado sábado. En este último caso, se da la circunstancia de que el pueblo sufrió escasez de agua pese a formar parte de la Mancomunidad del Embalse de Béjar, que tendría que haberle garantizado el suministro. Pero, al parecer, el depósito de la Mancomunidad, que se encuentra en Fuentebuena, sufrió una bajada brusca del agua acumulada, que se reflejó en problemas para algunos de los municipios mancomunados, como es el caso de Aldeacipreste. Su alcaldesa, Tomasa Gil, lo explicaba: “Lo pasamos mal porque estuvimos tres días sin agua en Aldeacipreste y dos en Valbuena. Se tenía que recuperar el depósito donde nos surten a los pueblos porque estaba vacío y es que el problema es que sale más agua que entra; poquito a poco, recuperamos la normalidad”.

También Sanchotello estuvo una noche sin recibir agua de la Mancomunidad de Béjar, según señala su alcaldesa, Magdalena Sánchez, aunque en su caso no repercutió en los vecinos y la situación se recuperó.

A todos estos municipios se suma el caso de Sorihuela, que es la localidad que más agua ha recibido este verano por escasez en las captaciones. En los últimos días recibió 74.000 litros en dos envíos (el 24 y el 27 de agosto).

El sistema de abastecimiento de Rollán-Canillas-Calzada no ha precisado de agua en los últimos días de agosto mientras que Villoria, la pedanía de Quejigal (Canillas de Abajo) y la urbanización de La Rad han precisado cisternas, pero por contaminación de sus aguas. En el caso de Villoria, recibió 4.000 litros por la contaminación por nitratos, mientras que Quejigal y La Rad recibieron 2.000 litros cada uno por problemas con el arsénico.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png