Borrar

S. Dorado

Villavieja de Yeltes

Viernes, 24 de mayo 2024, 17:13

Modo oscuro

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La XXIV edición del Danzar de los Danzares ha reunido hoy en Villavieja de Yeltes a 31 colegios de toda la provincia, además de a uno de la provincia de Zamora y a otro de Cáceres. En total, 878 participantes y 132 profesores han tomado parte en esta gran festival que ensalza las escuelas rurales y reivindica su supervivencia y empoderamiento a través de la música, el baile y el “buen rollo”. Villavieja de Yeltes, con un CRA de tan solo 21 niños, ha sido el escenario de un colosal evento que ha hecho vibrar a alumnos, docentes, autoridades y organizadores desde primera hora de la mañana en el entorno próximo a la plaza de la localidad. Las únicas normas, divertirse y darlo todo durante una canción de un máximo de tres minutos de duración.

El colectivo de “La Calabocha”, junto con el CRA “Río Yeltes” del municipio, y el Ayuntamiento de Villavieja, han hecho posible una celebración matinal de lo más enérgica y con la colaboración del Ampa, de la Diputación provincial y de la Dirección Provincial de Educación de Salamanca. Una vez más Villavieja ha hecho gala de su orgulloso y rico folclore siendo el único CRA que ha ejecutado una danza charra. “Una vez más reivindicamos nuestro apelativo de villa charra por excelencia”, ha añadido la alcaldesa, María Adoración Ginés. “Es un placer recibir a tantos niños en el pueblo, y sobre todo ver la ilusión reflejada en los niños de aquí, para ellos es una maravilla”, asegura.

Y es que, aunque los estilos y géneros en cuanto a canciones y bailes han sido de lo más variados, pasando por el pop moderno, los éxitos y coreografías de toda la vida, el country y el rock, entre otros, Villavieja ha apostado por mostrar a la provincia sus raíces. Pero toda esta diversión y jornada de convivencia lanza un mensaje entre líneas al mundo: la reivindicación del mundo rural. “Nos tienen que ayudar porque es muy difícil sacar adelante los colegios”, recalca.

Por su parte, Jesús Rodríguez, del colectivo “La Calabocha”, que mantiene con entereza este gran evento desde 1998. Al igual que él, otros jubilados forman parte de esta asociación y dedican todo su tiempo a impulsar este festival provincial. En total, son 15 quienes integran el colectivo. El Danzar de los Danzares congrega a un asombroso número de escuelas. “Siempre hay participantes de otras provincias, hasta ha llegado a haber grupos de Portugal”, matiza Jesús. El espíritu sigue siendo el mismo que a finales de los años 90: “Así empezó todo, como una llamada de atención al medio rural. Nos reunimos con profesores de música de centros rurales, pero poco a poco Salamanca también ha querido tomar parte”, señala.

Ángel Morín, director provincial de Educación, asistió al espectáculo desde el millar de sillas dispuestas en el espacio frente a un gran escenario con una pancarta del CRA “Río Yeltes”, confirmando una vez más su teoría de que “no hay actividad más noble para reivindicar la escuela rural que la música”. “Ahora mismo es el evento más importante que tenemos en el ámbito rural en cuanto a número de alumnos, que hoy sean todos capaces de conciliar a más de 30 centros, y siendo la música el hilo conductor de esta convivencia, de la alegría…es estupendo”, ha confesado.

El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia
El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios

El ritmo desbocado de casi mil alumnos de escuelas de toda la provincia