Borrar

CASAMAR

Sotoserrano

Martes, 10 de octubre 2023, 19:57

Modo oscuro

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El especial formato del programa televisivo «Volando voy» de Jesús Calleja, que ha dedicado su último capítulo emitido (puedes verlo aquí) a la Sierra de Francia, ha supuesto una promoción de altos vuelos pero al mismo tiempo muy humana, acercándose el presentador a los verdaderos protagonistas de estos pueblos, sus habitantes.

Un programa que se fija en los «patitos feos», como el propio Jesús Calleja presenta a los pueblos en los que transcurre el capítulo y que se aleja de aquellos que «ya son sobradamente conocidos» y que incluso llevan el marchamo de «Pueblos más bonitos de España», para centrarse en Sotoserrano y desde allí visitar y mostrar al televidente municipios como Villanueva del Conde y Herguijuela de la Sierra.

Los propios participantes en el rodaje de esta nueva andadura, de este nuevo vuelo de Jesús Calleja por la Sierra de Francia, muestran sus caras de alegría, orgullo e incluso en ocasiones sonrojo, en las imágenes que el propio capítulo muestra de cuando tuvieron la oportunidad de ver el montaje antes que el resto delos mortales.

Un documental sobre los recursos naturales, patrimoniales, gastronómicos, culturales y artesanales de la Sierra de Francia en el que Jesús Calleja consigue alejarse de lo que habitualmente se ve en este tipo de programas de divulgación turística, consiguiendo una gran promoción ya que los recursos aparecen pero a través de gentes de la tierra, de los que la viven, sufren y disfrutan a diario.

Con el eje central de un concurso de decoración floral de la plaza de Sotoserrano, el presentador va saltando, va volando, de uno a otro personaje que no son más que personas normales que trabajan por su Sierra de Francia, desde el que lleva el bar hasta la joven peluquera que mantiene este servicio en un pequeño municipio como Sotoserrano.

Mientras avanza en sus distintas fases el concurso floral, para el que Jesús Calleja cuenta con la colaboración de la experta internacional afincada en Madrid, Sally Hambleton (que ha trabajado para gente tan destacada y conocida como los Beckham, entre otros), el presentador va moviéndose entre los personajes que forman los tres equipos encontrándose con Jesús «Chuchi» y María, el alguacil y su pareja de Villanueva del Conde, quienes abren no solo las puertas de sus casas sino también sus corazones para contar hasta las más íntimas historias de una trayectoria vital iniciada hace más de cuarenta años.

Hiromi, japonesa establecida en La Alberca, el televidente descubre como el temor provocado por el terremoto de 1995 hace que dejara atrás Osaka para emprender en la exportación de jamón ibérico de bellota a Japón y terminar en La Alberca como hilandera artesanal.

Son muchas las historias que en poco más de una hora aparecen en el documental y entre las que está la de Katarina y Juanma, «hamburguesa» ella, como recuerda, que se quedó prendada de un español y se asentaron en Herguijuela de la Sierra dedicándose a la fabricación artesanal de juguetes de madera.

Un «Volando voy» que como tal muestra también impresionantes vistas de la Sierra de Francia.

Una promoción de altos vuelos pero muy humana
Una promoción de altos vuelos pero muy humana
Una promoción de altos vuelos pero muy humana
Una promoción de altos vuelos pero muy humana
Una promoción de altos vuelos pero muy humana
Una promoción de altos vuelos pero muy humana
Una promoción de altos vuelos pero muy humana
Una promoción de altos vuelos pero muy humana
Una promoción de altos vuelos pero muy humana
Una promoción de altos vuelos pero muy humana
Una promoción de altos vuelos pero muy humana
Una promoción de altos vuelos pero muy humana
Una promoción de altos vuelos pero muy humana
Una promoción de altos vuelos pero muy humana
Una promoción de altos vuelos pero muy humana
Una promoción de altos vuelos pero muy humana
Una promoción de altos vuelos pero muy humana
Una promoción de altos vuelos pero muy humana
Una promoción de altos vuelos pero muy humana
Una promoción de altos vuelos pero muy humana

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios

Una promoción de altos vuelos pero muy humana