Borrar
Carlos, Nicoleta, Delfín y Mari Cruz, los cuatro intoxicados que pudieron recuperarse. TEL
El primer año de una nueva vida para los intoxicados en Valverde de Valdelacasa

El primer año de una nueva vida para los intoxicados en Valverde de Valdelacasa

Mari Cruz, Delfín, Carlos y Nicoleta celebran con sus familiares y allegados un año desde la grave intoxicación que sufrieron por consumir setas

TEL

Valverde de Valdelacasa

Miércoles, 6 de diciembre 2023, 19:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Quién le iba a decir hace ahora un año a Mari Cruz Blanco, alcaldesa de Valverde de Valdelacasa, que iba a celebrar su primer año de una nueva vida después de haber estado hospitalizada en estado muy grave por una intoxicación de setas. Ella, su marido Delfín y sus amigos Carlos y Nicoleta fueron las cuatro personas que entre noviembre y diciembre de 2022 sufrieron la intoxicación y lo pasaron verdaderamente mal hasta llegar a momentos en los que llegó a llegar a temerse por su vida.

Sin embargo, todos salieron del bache y ahora pueden contarlo (Mari Cruz ya lo hizo en una entrevista concedida a LA GACETA) y qué mejor manera de hacerlo que con una celebración entre las personas que más les quieren y que estuvieron pendientes de ellos en todo momento durante su hospitalización.

Hasta un centenar de personas entre familiares más próximos y vecinos del pueblo más allegados se congregaron en una celebración muy emotiva. «Hay que pensar que de haber sido al contrario, podrían haberse reunido para celebrar el cabo de año». Pero no celebraron el cabo de año, si no ese precioso año de la nueva vida.

«Estuvieron pendientes de nosotros de día y de noche. Se volcó toda la gente con nosotros y nos hubiera gustado que hubiera venido mucha más gente pero no podíamos alargar tanto», explicaba Mari Cruz, que recuerda la cantidad de gente que llamaba constantemente para interesarse por ellos. Y es que, de haber congregado a todos los que se preocuparon por ellos hubieran sido varios centenares. «Llegaron a hacer grupos de WhatsApp y entre ellos se informaban. Mi hija ponía la información en el estado y ellos se lo comunicaban», relata. Fue impresionante, señala ya que el seguimiento y la atención siguió después de que ellos salieran del hospital. Llamadas, mensajes... Había de todo porque todo el mundo estaba preocupado por ellos y, ahora, han sido ellos los que han querido hacer extensivo ese agradecimiento a todos.

No han vuelto a comer setas aunque a Mari Cruz le gustaban mucho. El recuerdo no es grato y «no te atreves», dice. Al recibir a todos sus familiares y amigos, Mari Cruz bromeaba con ellos y les dijo que prefería disfrutar con ellos en esa cena que haberse ido los cuatro de viaje. No sabía ella en ese momentos que sí iba a haber viaje, el que le tenían reservado los invitados como regalo de esta nueva vida. Fueron siete los días que Mari Cruz luchó en la UCI de un hospital de Valladolid y salió victoriosa pese a los temores de aquel momento. Por eso, qué mejor que esta fiesta para celebrar la vida y pasar página de aquella aciaga noche en la que se produjo la intoxicación y en la que los acontecimientos se sucedieron de forma implacable. Lo único positivo de aquella experiencia fue el saber que había cientos de personas preocupadas por ellos y que siguieron paso a paso su evolución. Eso y la fortaleza que demostraron para resistir, sobre todo Mari Cruz, algunos de los tratamientos que recibieron.

Asistentes a la celebración. TEL
Imagen principal - Asistentes a la celebración.
Imagen secundaria 1 - Asistentes a la celebración.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios