Borrar
Los vecinos de La Hoya en la parada del autobús junto a la carretera SA-100. TEL
La odisea en La Hoya para ir al médico: mayores de 80 años a pie por una carretera sin arcén

La odisea en La Hoya para ir al médico: mayores de 80 años a pie por una carretera sin arcén

Los vecinos tienen que bajar a la localidad de Navacarros y, en ocasiones, tienen que hacerlo andando por no tener otro medio de transporte. El autobús, que pasa por el pueblo hacia Béjar, tampoco para

TEL

La Hoya

Sábado, 25 de mayo 2024, 12:37

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El problema de los recortes en el transporte público y de los servicios sanitarios se convierte en uno para los vecinos de La Hoya, el pueblo de mayor altitud de la provincia, ubicado en la comarca de Béjar en el límite ya de la provincia de Ávila.

Sus vecinos se sumaron el pasado jueves a la manifestación convocada el jueves en Béjar para defender la figura del médico rural ya que es uno de los pueblos más afectados por los recortes del Sacyl. Su médico dejó de subir durante la pandemia y no ha vuelto más que para las emergencias. «y muy agradecidos a Belén, la enfermera, porque viene todas las semanas». Susana Gómez, Victoria Sánchez, que tiene 82 años, y Rosi Sánchez, de 84, son algunas de las vecinas afectadas por la ausencia del médico y del servicio de autobús que les pueda llevar a Navacarros, que es donde les atiende el doctor. «Hemos tenido que ir andando a Navacarros a la consulta, a más de dos kilómetros, por la carretera con el riesgo que ello conlleva. Esta carretera no tiene arcén y es un peligro porque tiene mucho tráfico a diario y los coches pasan a una velocidad tremenda», explican. Y es que, como señala Susana, por la propia travesía «pasan a ochenta por hora cuando deberían hacerlo a 40». En este caso, Ana Isabel Sánchez recuerda cómo desde el Ayuntamiento se han pedido en reiteradas ocasiones la adopción de medidas de seguridad como pasos elevados, reductores de velocidad o un semáforo, «pero a todo han dicho que no«. «Antes venía una vez a la semana y ahora nada. A Navacarros viene dos días y, uno de ellos, podría al menos pasar una hora de consulta y ya está. No pedimos más, sólo lo que teníamos antes de la pandemia porque tampoco vamos todos los vecinos al médico», señalan.

La Hoya pertenece a la Mancomunidad de la Ruta de la Plata y ya en otoño pasado se remitió un escrito a la Gerencia para tratar este tema, hay pendiente una reunión para tratar el asunto. Pero el pueblo tiene un problema añadido y es el del transporte. Por el pueblo pasa todos los días el autobús de línea de Béjar a El Barco de Ávila y el autobús de Béjar a Madrid. No para en ninguno de los sentidos por una mera razón de seguridad. Fue tráfico el que prohibió parar en los lugares habituales pero, lejos de buscar una solución, la opción fue la de no parar. Ahora, señalan en el pueblo, se ha conseguido al menos que pueda parar el autobús que sube de Béjar y va hacia Barco de Ávila y Madrid. El trabajo constante de una concejala -Belén- y la visita de la inspección ha hecho posible que desde hace un mes se pueda coger ya el autobús en ese sentido. Rafael Roca ha comprado ya el billete por internet para viajar el 3 de junio a Madrid y desde allí volar a Palma de Mallorca. «Llevo 16 años viniendo al pueblo y venía en el autobús. Ha parado toda la vida pero ahora tenías que depender de otras personas o bajarte hasta Béjar y coger un taxi para subir otra vez al pueblo», explica Roca, que confía en no tener problema el día 3 de junio.

Todos esperan que la anunciada obra de ensanche de la travesía para mejorar la seguridad permita reubicar la parada del autobús que éste vuelva a parar para llevarles a Béjar.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios