23 agosto 2019
  • Hola

Ocho rutas senderistas con las que descubrir la ‘Naturaleza Escondida’ de la provincia

La iniciativa de la Diputación es totalmente gratuita y el aforo es de 100 personas por cada una

14 mar 2019 / 20:50 H.

La Diputación de Salamanca pone en marcha el proyecto de senderismo Naturaleza Escondida: 8 rutas por la provincia que tendrán lugar entre los meses de marzo y junio. Los recorridos son aptos para casi todo el que se anime ya que son de niveles bajo y medio. De esta forma, se pretende dar a conocer rincones de la provincia de Salamanca que destacan por su belleza paisajística. Este programa mezcla la marcha nórdica y el senderismo e incorpora también los productos típicos saludables de cada zona.

¿Qué hacer para apuntarse?

Cada una de las rutas planificadas requiere de inscripción previa por parte de aquellos que deseen participar. El aforo de cada ruta se limita a 100 personas y apuntarse es totalmente gratuito, aquellos que deseen participar se deberán apuntar en: www.tiempolibreb612.es/abenturas/senderismo-en-salamanca-naturaleza-escondida. Además, la Diputación dispondrá autobuses que saldrán de Salamanca hacia el punto de inicio de la ruta.

Dos paradas

Durante la misma se harán dos paradas: una previa al comienzo de la ruta en la que se proporcionará una descripción de la misma, así como curiosidades acerca de los lugares por los que transita y técnicas de senderismo y otra parada al finalizar en la que los participantes podrán degustar el producto típico de la zona.

Las rutas

La primera ruta tendrá lugar el domingo 17 de marzo con salida a las 8:30 horas de Salamanca y discurrirá desde La Alberca hasta Herguijuela de la Sierra, pasando por La Torrita, un imponente saliente rocoso con su particular forma de dedo. Con 15 kilómetros de recorrido, la ruta cuenta con un desnivel de 550 metros y un grado de dificultad bajo. La hora de vuelta está prevista a las 18:00 horas.

Las siguientes rutas permitirán a sus participantes descubrir maravillas singulares como la mística Cueva la Mora, La Ceja o Techo de Salamanca, que recibe su nombre por ser un punto de alta montaña de más de 2.400 metros de altitud; el balcón natural Picón de Felipe, el histórico Puente de los Franceses, el aún por descubrir Castillo de Valero y el promontorio rocoso Pena Huevo. Lugares que, al descubrirlos, representan un espectáculo visual.

La iniciativa de este proyecto viene motivada por el creciente interés por parte de los turistas de explorar la provincia, buscando aquellos lugares diferenciales que requieran cierto grado de compromiso para llegar a conocerlo. Por este motivo, Naturaleza Escondida propone a los más aventureros adentrarse en los lugares más recónditos, a la par que mágicos, de la provincia salmantina, permitiendo no sólo disfrutar de la práctica del senderismo sino también de la gastronomía de su territorio, así como las particularidades de cada uno de los lugares visitados.