Borrar
La vocalista Nereida Sanchón, en un momento de la entrevista. EÑE
Nereida Sanchón: «Las primeras canciones que canté eran de Farina, pero le tengo mucho respeto al flamenco»

Nereida Sanchón: «Las primeras canciones que canté eran de Farina, pero le tengo mucho respeto al flamenco»

Tras su paso por el programa musical La Voz, la joven Nereida, natural de Doñinos, hace balance y habla de su futuro

EÑE/P. Zorita

Doñinos

Sábado, 30 de marzo 2024, 06:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Once de la mañana, un café cortado y un agua. El encuentro con la cantante Nereida Sanchón en una mañana gélida del mes de marzo salmantino, lo hace todo repentinamente más cálido. Su paz, su cercanía y delicadeza al hablar y sonreír, atrapan. Una imagen que dista mucho de lo que transmite encima de un escenario. La fuerza, la garra y el sentimiento fueron los distintivos de Nereida en su paso por el prestigioso programa televisivo La Voz. Después de toda la vorágine vivida, habla de su pasado, presente y futuro, un juego de palabras que viene al caso, ya que así se llama su actual gira musical.

Nereida, ¿cómo se define?

-Es complicado hablar de uno mismo, pero si algo puedo decir es que me considero una persona sencilla, con las cosas muy claras y también una persona que trabaja muchísimo desde pequeña para conseguir todo.

Me consta que sus abuelos maternos le inculcaron el amor por la música y el flamenco...

-Fueron quienes me enseñaron la disciplina, las primeras notas… como buenos andaluces escuchaban a Antonio Molina, Farina o La Niña de la Puebla y son las primeras canciones que empecé a cantar. Aun así, le tengo mucho respeto al flamenco y no me considero una sabia de este género, pero me gusta e intento aprenderlo. Ahora hago flamenco-pop, algo más desenfadado.

Ese amor por la música le empujó a participar en La Voz, ¿cómo lo recuerda con perspectiva?

-Son momentos muy intensos y de corta duración que al volver a casa cuesta digerir, pero una vez hecho, veo que cumplí muchos sueños. Es un pasito más en mi carrera, minúsculo comparado con lo que me queda por andar, pero me llevo experiencias únicas, gente maravillosa y haber compartido escenario con artistas con los que nunca en la vida me hubiese imaginado. Es algo que me ha ayudado a crecer tanto personal como profesionalmente.

Habla de compartir escenario con grandes artistas… ¿se disfruta?

-En el momento estás en una nube e intentando no pensar. Por ejemplo, mi referente en la música es Niña Pastori desde pequeña e iba a cantar con ella… ¡digamos que yo no estaba ni en La Tierra! (ríe). Las emociones y nervios están a flor de piel y lo único que intentas es disfrutarlo como puedes, pero es difícil.

¿Cómo encajaba el revuelo que había en Doñinos y Salamanca?

-Pues fíjate, de este mundo, lo que más me ha 'asustado' es eso, el reconocimiento de la gente. Pero siempre que me han dicho algo, lo han hecho con mucho cariño y respeto. Estoy muy agradecida tanto a Doñinos como a mi ciudad y al resto de personas que me apoyaron.

¿Cuáles son sus planes inmediatos?

-Estoy inmersa en la gira 'Pasado, presente y futuro', hemos comenzado hace poco pero llevamos mucho tiempo trabajando en este proyecto. El 11 de abril tengo dos galas benéficas y el 27 del mismo mes actúo en Murcia.

¿Le gusta componer?

-Sí, creo que un cantante es pleno cuando consigue emocionar, además de con su voz, con sus letras. Porque es capaz de conectar con el público desde sus emociones, su manera de pensar, y yo creo que es lo más bonito que puede haber.

Además, sigue estudiando música e instrumentos...

-Sí, ahora mismo me dedico tanto en los estudios como en el trabajo a la música. De mis padres he tenido siempre la libertad de elegir y se lo agradezco, porque me empujan a luchar por lo que me hace feliz. Ahora estudio música y como hobbie toco el piano, la guitarra y percusión.

En tiempos del 'electrolatino' ¿se considera un 'bicho raro' por cantar lo que canta?

-He de reconocer que la música que yo escucho quizá sea poco habitual para la juventud, pero no por ello me considero rara. Simplemente me he movido en un entorno que me ha llevado a apreciar ese tipo de música, pero no estoy cerrada a nada. Sé que hay que experimentar. Para los músicos es fundamental abrir el oído a otros tipos de música.

Nereida, ¿crees en ti?

-Creer en mis cosas se me da fatal, no me gustaría pecar de parecer pretenciosa. Pero bueno, confío en la música que hago y en mis emociones, que son las que intento transmitir cuando canto. Aunque siempre sueño en grande, prefiero tener los pies en la tierra, ¡y de momento están bastante fijos! (ríe).

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios