Borrar

D. Sánchez

El Maíllo

Miércoles, 29 de mayo 2024, 17:58

Modo oscuro

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Por unas horas, el terrible incendio de Monsagro del verano de 2022 que asoló más de 8.000 hectáreas, «volvió» a la vida en la mañana de este miércoles. Eso si, solo como parte de un simulacro de incendio forestal que acogió la localidad de El Maíllo como base de operaciones y que contó con cerca de un centenar de efectivos contra el fuego de diferentes entidades y organismos. Todo ello bajo el amparo de la Junta de Castilla y León. «Este ejercicio se enmarca en el programa europeo Atempo, que pretende conseguir maximizar la coordinación de respuesta entre Portugal y España ante una emergencia por un incendio forestal» detallaba el consejero de Medio Ambiente , Fomento y Ordenación del territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

Brigadas de la Junta de Castilla y León y Extremadura, de Galicia, de las BRIF y la UME, junto con una representación portuguesa participaron en este ejercicio en el que se usó como base el quinto día del incendio de Monsagro de 2022, un fuego que saltó entre comunidades y uno de los más devastadores en la historia de Salamanca. «Yo estuve aquí cuatro días, pero viví en Vegas de Coria el inicio del incendio. Intentamos darle el máximo realismo, sabiendo por donde avanzaba el fuego, con las mismas condiciones meteorológicas que había en ese momento» explicaba Ángel Manuel Martín, jefe de servicio de incendios de la Junta en Salamanca.

La emoción ha estado presente en algunos de los brigadistas que recordaban su paso por esta zona de la provincia en aquellos fatídicos días. «Un incendio forestal no es tan simple como ponerse a echar agua a las llamas, hay que interpretarlo, anticiparse a su avance y limitarlo» comentaba una brigadista durante la reunión previa. La presencia de mujeres en este ejercicio ha sito notable: «Todavía queda mucho por avanzar», aseguraba Gema Revenga, coordinadora de los equipos BRIF en el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, «hay muchas mujeres, la igualdad se va notando en este sector, las que estamos somos muy vocacionales y trabajamos por seguir impulsando la visibilidad de la mujer y se animen muchas más». Este simulacro se basaba en la coordinación de la llegada y distribución de los diferentes equipos participantes.

Francisco Bolaños, técnico del servicio de incendios de Salamanca, realizó las labores de enlace entre equipos. «Hay un procedimiento para cada sección del puesto de mando. Cuando llega un medio externo, se le recibe, se hace una encuesta de capacidades y después pasa a la sección de operaciones . Luego un guía les lleva hasta el sector correspondiente y ahí se les dice que táctica y lugar deben trabajar», detalló.

Comunicación constante

Una de las premisas del ejercicio era la constante comunicación entre los agentes desplegados en el terreno y el puesto de mando avanzado.

La experiencia como base

La distribución de equipos se realizó teniendo en cuenta los datos del incendio de 2022 y los problemas acontecidos entonces.

Cuidando hasta el más mínimo detalle

Mapas, planos, fechas e incluso la hora de inicio de la práctica, trasladaron a los participantes en un viaje temporal hacia el quinto de día de lucha contra el fuego en ese mismo lugar hace dos años.

El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro
El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios

El Maíllo «revive» por unas horas el incendio de Monsagro en un simulacro