Borrar
Isabel Vicente, natural de Cabeza de Caballo, celebró su 110 cumpleaños junto a hijas, nietos y bisnietos en la residencia de Mozárbez. EÑE
Isabel Vicente, la abuela de Salamanca a sus 110 años: «Estoy hecha una quinceañera»

Isabel Vicente, la abuela de Salamanca a sus 110 años: «Estoy hecha una quinceañera»

Es la mujer más longeva de la provincia y celebra su cumpleaños rodeada del cariño de sus familiares

EÑE

Mozárbez

Lunes, 6 de noviembre 2023, 06:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Aunque todavía no se ha descubierto la fórmula para ser eternos, lo cierto es que cada vez vivimos más. Llegar al siglo de vida se ha convertido en algo «tan habitual» que lo extraordinario son ya las personas 'supercentenarias'.

Isabel Vicente Hernández, natural de la localidad de Cabeza de Caballo, un pequeño municipio salmantino de la comarca de Vitigudino, es una de estas campeonas de la edad de tres dígitos al cumplir en la jornada de ayer 110 años. Una cifra que hace que sea la persona más longeva de la provincia.

Con una vitalidad y una energía no muy propias de su edad, Isabel Vicente celebró su cumpleaños rodeada de su familia en la residencia de Mozárbez, lugar donde reside desde hace cuatro años. «Estoy hecha una quinceañera», aseguró la veterana antes de soplar las velas de la tarta que habían llevado sus familiares.

Viuda desde hace veinte años de Leoncio, aunque desde que nació estuvo vinculada con labores agrícolas y ganaderas, cuando se casó y tuvo a sus cinco hijos, dedicó su vida a su familia y se centró en atender su hogar, con el fin de mantenerlos a todos unidos. Trabajo que siempre hizo desde el corazón y desinteresadamente y con cuyo esfuerzo consiguieron sacar adelante a una familia unida y feliz.

Una vida por la que ayer tuvo el reconocimiento, la alegría y la satisfacción de tener reunidos a parte de los suyos. «Soy hija de labrador, cuando voy y vengo al campo, no le tengo miedo al sol», un verso popular que recordó Isabel a sus familiares y que bien podría definir su historia.

La vida de Isabel no ha sido un camino de rosas; uno de los momentos más difíciles lo vivió cuando tenía tan solo 23 años, ya que su marido tuvo que ir a la Guerra Civil y ya tenía su primer hijo (Antonio), que murió hace siete años. Leoncio, Pilar, Marina y Teresa, así se llaman el resto de hijos de Isabel que también cuenta con 13 nietos y 14 bisnietos.

A pesar de sus ciento diez años muy bien llevados, con el lógico desgaste físico que conlleva en sí la edad, Isabel participa en todas las actividades que se realizan en la residencia. Hasta los 90 años, ha tenido una vida muy activa haciendo cosas en casa, comida, limpieza, le gustaba mucho cuidar de su huerta, cuidar las flores de su balcón o hacer ganchillo sentada a la puerta con las vecinas en verano. Ahora, «me gusta jugar al bingo y a la brisca», afirmó la 'supercentenaria'.

Ha visto con esos ojos la evolución de la sociedad a lo largo de más de un centenar de años. Toda una experiencia de vida que hace que cada pensamiento expresado en voz alta sea una lección. Y, a pesar de la situación actual, Isabel confesó: «Ha cambiado mucho la vida, ahora se vive mucho mejor que antes».

Además, gracias a los avances tecnológicos, tuvo la oportunidad de hablar con una de sus nietas, Laura, a través de una videollamada, ya que reside en Dublín.

Los 110, al alcance de muy pocos

Si llegar a celebrar el centenar de años es ya un logro, el grupo de 'supercentenarios' se reduce con el paso de cada año. Por lo que la meta de los 110 años solo la han logrado superar unos pocos y, en el caso de nuestra provincia, todo han sido mujeres.

Adelaida Hernández, nacida en Las Veguillas aunque vivió sus últimos años como vecina de San Pedro de Rozados, falleció con 111 años y 71 días a finales de junio de 2018; le siguió en su larga trayectoria Gregoria Benito, 'la tía Gora' de Peñaparda, que falleció en julio de 2015 con 110 años y era conocida por su manejo del singular pandero cuadrado, instrumento muy característico del municipio.

Además, este mismo año nos dejó Pilar Yagüe, natural de Paradinas de San Juan, que falleció este verano a escasos meses de cumplir los 111 años en la residencia de Santa Marta de Tormes donde vivía.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios