Borrar
Imagen del desborde de los caminos agrícolas. CASAMAR
Las imágenes asustan: caminos inundados en Olmedo de Camaces y «lo peor está por llegar»

Las imágenes asustan: caminos inundados en Olmedo de Camaces y «lo peor está por llegar»

Entre 2 y 3 horas deben esperar los usuarios para poder cruzar

S. Dorado

Olmedo de Camaces

Miércoles, 17 de enero 2024, 11:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Las fuertes e incesantes precipitaciones están haciendo mella en localidades como Olmedo de Camaces, donde los caminos agrícolas para acceder a fincas de ganado y cultivos se han visto desbordados por el agua. «Ha llovido bastante, aunque solo se han inundado los caminos», señala el alcalde, Jesús Martín, quien recalca que no ha habido que lamentar daños, como el año pasado, al menos por ahora.

Para poder dedicarse a sus labores los usuarios de estos caminos se ven obligados a esperar entre dos y tres horas para poder cruzar, aprovechando cuando el nivel de agua está más bajo. Por el momento ningún camino está cortado, aunque lo peor está por llegar: «Dan mucha lluvia, lo fuerte viene ahora».

También hay otro aspecto climatológico que preocupa especialmente: las fuertes rachas de viento vividas. «Hacen que sea peligroso transitar por los caminos, ya sea a pie o en coche, porque tal y como está el suelo no hay agarre», apunta. Mover al ganado tampoco resulta fácil con tanta agua. «Los ganaderos no tienen a dónde llevar a los animales, está todo inundado».

La zona más afectada, subraya, es la que conecta Bañobárez con Olmedo de Camaces. «Todo apunta a que la cosa va a empeorar», teme el regidor de la villa.

CASAMAR
Imagen principal - CASAMAR
Imagen secundaria 1 - CASAMAR
Imagen secundaria 2 - CASAMAR

Hace un año por estas fechas la provincia de Salamanca vivía días de violentas precipitaciones sin descanso, lo que provocó situaciones muy similares en una gran cantidad de municipios, que veían desbordados los caminos, riachuelos y regatos, pero también las propias calles del pueblo.

Los estragos causados por el agua dejaron árboles derribados y algunos vecinos se vieron en situaciones delicadas, sin saber si podrían regresar a sus hogares debido a las crecidas de un momento a otro.

En varios puntos del oeste de la provincia ha llovido durante más de tres días seguidos, en ocasiones sin apenas pausa, pero por el momento no ha habido desbordamientos. Es el caso de Vitigudino: «Por aquí ha llovido mucho, pero no tenemos problemas de inundaciones en ningún punto», asegura su alcalde, Javier Muñiz. Los próximos días resultarán clave, ya que las lluvias se intensifican, y a ellas se unen los temidos vientos que señalan en Olmedo de Camaces.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios