25 septiembre 2020
  • Hola

Fallece por coronavirus Alfredo Ramajo, capellán del bolsín taurino de Ciudad Rodrigo y párroco de El Maíllo

Llevaba varios días ingresado en la UCI del Hospital de Salamanca y tenía 66 años

01 abr 2020 / 10:46 H.

El coronavirus se ha cobrado la vida del sacerdote de El Sahugo Alfredo Ramajo a los 66 años. Después de permanecer ingresado en la UCI durante varios días, finalmente ha fallecido en las últimas horas por la complicaciones derivadas de la infección de la COVID-19 que sufría.

Alfredo Ramajo era un personaje muy popular en la comarca de Ciudad Rodrigo. Además de ejercer como capellán del bolsín taurino mirobrigense, también era párroco de la localidad de El Maíllo. Durante los días que ha permanecido ingresado en la UCI, se han sucedido las muestras de apoyo y cariño a Ramajo de los aficionados del bolsín mirobrigense y de los vecinos de El Maíllo. “Ya sea en el día a día como cuando llegan las fiestas, Alfredo estaba en todo lo que haga falta echar una mano, desde presentar el pregón hasta ponerse con el resto de los voluntarios a preparar el tradicional almuerzo del escabeche, tocar la campana para avisar de que llega el encierro hasta, por supuesto, presidir las celebraciones litúrgicas solemnes”, señalaban los vecinos de su pueblo natal.

Alfredo Ramajo fue ordenado diácono el 2 de diciembre de 1978 en Ciudad Rodrigo y su ordenación como presbítero, el 15 de julio de 1979 tuvo lugar en su pueblo natal. Estudió Filosofía y Teología y nada más ser ordenado fue nombrado encargado de Conejera. Su trayectoria estuvo vinculada al Seminario, donde fue superior entre los años 1978 y 1986.

Entre los años 1986 y 2000 fue párroco de Serradilla del Arroyo y encargado de Guadapero, posteriormente asumió responsabilidades en Monsagro donde también fue párroco entre los años 1989 y 2000.

Fue miembro del Consejo Presbiteral, del Consejo Pastoral Diocesano y era el actual Delegado de Enseñanza (desde el año 2007) y Delegado de Peregrinaciones (desde el año 2011).

En la actualidad, era el arcipreste de Yeltes y párroco in solidum junto a don Fernando Sánchez Tendero de: El Maíllo, Morasverdes, Guadapero, Aldehuela de Yeltes, Tamames-Avililla de la Sierra, Aldeanueva, La Sagrada-Carrascalejo, Puebla de Yeltes y Sepulcro Hilario.