26 septiembre 2020
  • Hola

El rejuvenecido Cristo de Garcibuey desata la polémica

El mal estado de conservación ha obligado a realizar una profunda intervención de la talla del siglo XIV, que ya puede verse en la localidad

16 sep 2020 / 10:50 H.

Cuando hace casi dos años la talla del Cristo Doloroso de la iglesia de Garcibuey partía a los talleres de la Fundación Edades del Hombre en Valladolid para su restauración nadie en la localidad serrana pensaba que a su vuelta se iba a generar la polémica que ha suscitado su nueva imagen. Un aspecto que gusta y disgusta a partes iguales dependiendo quien emita su opinión.

Cuando echó el cierre la exposición Crucifixus en Villanueva del Conde, la talla del siglo XIV emprendió camino para que los expertos de la Fundación Edades del Hombre llevarán a cabo la intervención que requería la obra, que se encontraba muy deteriorada, según explican desde la propia fundación. “Ha sido necesaria una actuación profunda para recuperar la policromia. Lo que se ha intentado es devolver al Cristo a la identidad que tenía en el siglo XIV, para la que fue concebido”, señalan. Según la Fundación Edades del Hombre, tanto la Diócesis de Salamanca como el Ayuntamiento se encuentran muy satisfechos con la labor de los restauradores.

Los críticos lamentan el drástico cambio que ha experimentado la imagen. En las redes sociales se ha generado una gran polémica porque incluso algunos transmitieron el bulo de que había habido un “cambiazo” y que el Cristo que regresó a Garcibuey la pasada semana nada tenía que ver con el que estaba colgado en el madero en la iglesia del pueblo. Afean el colorido del tronco y los cambios evidentes del torso del Cristo.

La talla tiene un gran valor sentimental para los vecinos de la localidad serrana. La localidad venera a tres cristos y aunque no se conocen muchos detalles del Doloroso, sí se sabe que hasta su llegada a Garcibuey se encontraba en el convento de Santa María de Gracia que existía en la vecina localidad de San Martín del Castañar.

Así estaba el Cristo antes de su restauración
Así estaba el Cristo antes de su restauración

El alcalde de Garcibuey, José Miguel Mata, se mostraba preocupado por las “fake news” y por las “mentiras” que se están vertiendo en las redes. “Me estoy planteando incluso llevar este asunto a los juzgados porque se está diciendo que nos han robado y eso no es cierto”. El regidor estaba contento con la nueva imagen del Cristo Doloroso: “Ha cambiado a mejor, las cejas se han recuperado y se ha devuelto a como era el Cristo. Han hecho un gran trabajo y tanto el párroco como yo estamos muy satisfechos. Se han sacado fotos desde ángulos que no hacen justicia al trabajo y son las que se han difundido por internet”.

Mata pretende que el Cristo Doloroso sea a partir de ahora un atractivo turístico más del pueblo: “En lugar de criticarlo, lo que hay que hacer es decir que venga la gente a ver lo bien que ha quedado una talla del siglo XIV que tenemos en Garcibuey, que no todos los pueblos pueden presumir de ello”. El primer edil, que ve en esta polémica un intento de desgaste político a su figura, estima que las críticas llegan “de gente que no ha ido a la iglesia y no sabe ni cómo era antes el Cristo ni cómo está ahora”.