09 agosto 2020
  • Hola

El primer baño en el río Tormes

La localidad de Huerta recibe los primeros visitantes en sus playas fluviales. Los baños no están prohibidos pero sí bajo responsabilidad individual

Huerta /
21 jun 2020 / 11:44 H.

La subida de temperaturas en el primer día del verano alentó este sábado los primeros baños en el río Tormes a su paso por la localidad de Huerta, en la comarca de Peñaranda. La proximidad del municipio a la capital salmantina, poco más de 14 kilómetros, y la cercanía a otros grandes pueblos de Las Villas como Villoria y Babilafuente, entre otros, propició la llegada de visitantes a las playas fluviales, sobre todo por la tarde.

Como viene siendo habitual en las primeras jornadas, niños y jóvenes fueron los más atrevidos a la hora de darse los primeros chapuzones y jugar en el agua mientras que los adultos optaron por descansar en las orillas, merendar o echar la típica partida a las cartas.

La amplitud de espacios en las distintas zonas que tiene el municipio habilitadas como playas fluviales evitó que se produjeran aglomeraciones y los grupos, casi todos de familias o amigos, intentaron mantener la distancia de seguridad.

Cabe recordar que las autoridades sanitarias desaconsejan el baño en los ríos aunque, por el momento, no está prohibido y se deja a la responsabilidad individual de cada persona.

La animación estival en Huerta se está recuperando poco a poco en las terrazas de verano y chiringuitos que existen precisamente junto a las zonas de baño y se espera que vaya aumentando a medida que las temperaturas sean más propicias para el ocio al aire libre.

Por parte del Ayuntamiento huertano también se ha señalizado todo el paseo fluvial con indicaciones para respetar el distanciamiento social en paseos y práctica de deporte al aire libre. Por último, la prohibición de celebrar fiestas y más aún de actos en los que se produzcan aglomeraciones de público dejará a Huerta en agosto sin su multitudinaria bajada del Tormes en “ofnis” (objetos flotantes no identificados) que cada año congrega a más de 2.000 personas a orillas del río.

PALABRAS CLAVE