16 octubre 2019
  • Hola

Así se vivió el Martes Chico en Ciudad Rodrigo

La quinta edición del Martes Chico llena el entorno del parque de La Glorieta de puestos de venta en la calle y de miles de personas en una celebración que se prolonga hasta la madrugada

07 ago 2019 / 08:25 H.

La multitudinaria celebración, ayer, de la quinta edición del Martes Chico convirtió a Ciudad Rodrigo en la cabecera comarcal del comercio con la participación de más de 160 puestos de venta y miles de personas, en una jornada que se extendió en un tono ya más festivo hasta la madrugada.

“Un evento que es el hermano pequeño del Martes Mayor que está ya plenamente consolidado”, manifestó ayer el alcalde mirobrigense, Marcos Iglesias, acompañado por la delegada de Comercio, Laura Vicente, y una buena parte de la Corporación municipal recorrió a primera hora el entorno del parque de La Glorieta.

En este sentido, Marcos Iglesias aseguró que “Ciudad Rodrigo fue siempre la cabecera comercial de una gran comarca y con la celebración del Martes Chico y de otras acciones que se pondrán en marcha próximamente desde la delegación municipal pretendemos reactivar el comercio mirobrigense que es básico y fundamental para la generación de empleo en la ciudad”.

Artesanía, agroalimentación, comercios locales y asociaciones formaron el grueso de los 163 puestos instalados en el Martes Chico (160 en 2018), entre los que se encontraron 32 que llegaban por primera vez, aunque en el cómputo global se mantiene estable la participación.

En cuanto a los productos ofrecidos por los comerciantes destacó la artesanía alimentaria, con quesos, miel, conservas, licores, vinos, embutidos, aceites o mermeladas, así como la artesanía variada con una gran diversidad de materiales. Además, la procedencia de los puestos también era muy heterogénea, de todos los puntos de la provincia de Salamanca y desde más allá con representación de Cáceres, Badajoz, Valladolid, Ávila, Segovia, Toledo y Madrid.

Una exaltación del comercio en el Arrabal de San Francisco que mantuvo la animación hasta la madrugada, pasando la fiesta a los bares y posteriormente a la calle Lorenza Iglesias donde la orquesta mirobrigense “SMS” ofreció el concierto de cierre del programa, que tendrá su réplica la próxima semana con la cita del Martes Mayor que se desarrollará el día 13 desde las diez de la mañana.