Borrar
El municipio de La Vellés acaba de aprobar su nueva ordenanza de convivencia. EÑE
Hasta 300 euros de multa en La Vellés por alimentar a gatos callejeros

Hasta 300 euros de multa en La Vellés por alimentar a gatos callejeros

La nueva ordenanza autoriza solo a voluntarios designados por el Consistorio

Miércoles, 25 de octubre 2023, 06:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Ayuntamiento de La Vellés acaba de aprobar su nueva ordenanza de convivencia en la que establece multas de entre 1.000 y 3.000 euros para quienes abandonen animales domésticos en la vía pública y sanciona con entre 50 y 300 euros a quienes les alimenten.

En concreto, el Consistorio sólo permitirá atender a las colonias de gatos callejeros a los «alimentadores legalmente acreditados», siguiendo así las pautas establecidas en la nueva y polémica Ley de Bienestar Animal de Ione Belarra.

El Ayuntamiento de La Vellés ya había anunciado a través de un bando su decisión de prohibir alimentar a los gatos callejeros, lo que en su día provocó un aluvión de críticas e incluso amenazas hacia su alcalde, Javier Marcos, que tuvo que sacar un segundo bando para explicar que no se iba a dejar morir de hambre a las colonias felinas, sino que a partir de ahora solo podrían ser alimentadas por voluntarios acreditados por el propio Consistorio.

El objetivo del Ayuntamiento, como explica en su nueva normativa de convivencia, «es mantener en todo momento las condiciones sanitarias y de higiene en el municipio», garantizando así « el necesario equilibrio entre el bienestar de los animales y la salud pública».

En la actualidad, el municipio tienes dos colonias de gatos (una al lado de la guardería y otra junto al bar) entre las que se calcula que podría haber 60 animales, muchos de ellos con enfermedades.

«Cada gata reproductora tiene una media de seis crías al año, pudiéndose multiplicar si existe una sobrealimentación. La formación de colonias siempre es generada por un comportamiento negligente e irresponsable por parte de las personas, y en muchos casos por falta de cumplimiento de la legalidad por parte de particulares e instituciones públicas», como recoge el plan puesto en marcha por el Consistorio para el control de los gatos. «Como consecuencia, en nuestro municipio nos encontramos con poblaciones de gatos sin ningún tipo de control, que deambulan en busca de alimento que le proporcionan algunos ciudadanos».

Además de prohibir a los vecinos alimentar a los gatos callejeros, la nueva ordenanza establece otro tipo de sanciones, como multas de hasta 1.000 euros para quienes realicen «todo tipo de grafiti, pintada, mancha, garabato, escrito, inscripción o grafismo».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios