26 enero 2022
  • Hola

Sánchez vaguea

01 dic 2021 / 03:00 H.

    De aquí a que termine el año vamos a tener la desgracia de que el Gobierno se va a reunir dos veces por semana para dar un ejemplo de trabajo, vamos de hacer lo que no ha hecho en dos años. Solo laborando es probable que Europa se fíe del presidente más mentiroso de la historia de la democracia.

    El actual Gobierno no entiende esto del “Ora et labora” que tenía por lema la orden benedictina. No por lo de orar, que ya sabemos que tienen alergia a todo lo que tenga que ver con la Iglesia Católica. Lo podrían sustituir por la vida contemplativa de contar nubes, ovejas o cabras, que es a lo que quería dedicarse el expresidente del Gobierno socialista José Luis Rodríguez Zapatero de no haberle salido la insigne misión de defender a todos los gobernantes sátrapas que en el mundo han sido y siguen siendo. Y es que el jarrón chino, que diría González, donde pone la vista en un hombre de paz, le sale un degenerado, un dictador o un déspota.

    Este Gobierno ni ora ni labora. Lo suyo es la propaganda política. Durante todo el mes de diciembre, es decir el resto de las semanas que quedan de este año 2021, va a vender dos veces por semana los fondos europeos. Sin despeinarse y sin ningún esfuerzo extraordinario.

    El presidente tendrá un micrófono dos veces por semana para seguir engañando al personal repartiendo por doquier dinero que no es suyo. Esperemos que no lo convierta en un nuevo “plan E zapateril”, que es alto probable por la buena sintonía entre el actual inquilino de La Moncloa y su antecesor socialista.

    La excusa de Pedro Sánchez, como la del mal estudiante, es que no le da la vida para aprobar el paquete de medidas pendientes que le permitan desbloquear los fondos europeos. Y es que todo su éxito o fracaso de cara a las elecciones, que pueden celebrarse a más tardar dentro de dos años, depende de saber repartir bien ese dinero.

    A partir de ahora, muy a su pesar, el Consejo de Gobierno se reunirá los martes y los viernes, el día en el que tradicionalmente se había venido celebrando el encuentro del presidente con los miembros de su Gobierno.

    Pero lo fundamental para que Europa le suelte la pasta es desbloquear la reforma laboral, de la que no se fían ni un pelo en Bruselas porque, además, la patronal ya ha dicho que no tiene intención de apoyar ninguna reforma laboral ideologizada. Ayer, el presidente de la patronal, Antonio Garamendi, le torció el brazo a Yolanda “Ertes” y le presentó su propia reforma laboral. Con este asunto y gracias a Europa, los social-podemitas están en apuros y Sánchez está sudando, porque si no hay fondos, se puede dar por muerto, políticamente hablando.

    Ni podemos confiar en que Sánchez ofrezca credibilidad ante Europa ni que sepa gestionar el dinero con solvencia, porque en medio de la sexta ola volvemos a tropezar con la misma piedra.

    A un Gobierno al que el Constitucional le ha tumbado los dos estados de alarma, debería de haberse puesto ya a trabajar en una ley sanitaria que permitiera unificar criterios en caso de ser necesario actuar.

    No es normal que en unas comunidades sea obligatorio el pasaporte covid para según qué cosas y en otras no. Esta situación de anarquía solo puede responder a la “vagancia” de Sánchez.

    Y por favor, que deje de hacer el ridículo el Ministerio de Sanidad lanzando recomendaciones sobre el número de comensales en las fiestas navideñas y que se pongan a trabajar para exigir la vacunación con sentido común. Menos prohibir y más trabajar y legislar para evitar el desmadre regional.

    Por cierto, como me gusta salirme de la norma y de las recomendaciones absurdas aunque vengan de la Comisión Europea, les deseo una Feliz Navidad, que no una felices fiestas como nos han pedido.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png