29 junio 2022
  • Hola

Primer escándalo de Vox

26 may 2022 / 03:00 H.

    El presidente de la Junta lleva meses pidiendo que a su Gobierno se le juzgue por los hechos y no por las palabras. No le falta razón a Mañueco, porque sus ‘coaligados’ de Vox defienden un programa de ideología bastante radical en algunos aspectos, pero una cosa es lo que hayan venido diciendo en los mítines y otra muy diferente lo que hagan sus consejeros una vez que han tomado posesión. Sería injusto desacreditar un pacto como el que resultó obligado por los votos el 13-F en Castilla y León antes de saber cómo respiran unos y otros.

    Llevábamos un mes de pruebas y los programas y los anuncios de los miembros de Vox en la Junta no habían provocado ningún escándalo, hasta que el martes el vicepresidente Carlos García-Gallardo destapó el tarro de las esencias durante su intervención en las Cortes.

    El alegato del número dos de la Junta tuvo de todo, y casi todo malo. Su primera equivocación fue no tener en cuenta el escenario. Habló en el parlamento regional como si estuviera en un mitin de barrio, con la misma ligereza y el mismo lenguaje hiriente y chabacano que si estuviera rodeado de simpatizantes de Vox. En las Cortes debería utilizar otro registro, entre otros motivos, porque quienes allí se sientan, incluidos los procuradores de la oposición, son los representantes de más de un millón de castellanos y leoneses que les han votado.

    La segunda equivocación de Gallardo fue no darse cuenta del papel que le corresponde como vicepresidente de la Junta. No puede, como hizo el martes, implicar a toda la Junta en sus propuestas radicales, varias de las cuales pasan por reformar la Constitución. Confundir el Ejecutivo con el partido, su partido, puede deberse a un lapsus momentáneo por su falta de experiencia en el cargo, pero debe corregir el tiro cuanto antes o provocará problemas graves en la coalición.

    Su tercer fallo fue morder la mano que le da de comer. Resulta un tanto grotesco que el vicepresidente de una autonomía asegure en el parlamento autonómico que las autonomías “son una estafa y una ruina para los ciudadanos, un lujo que no nos podemos permitir y un engaño a todos los españoles”. Se trata de la misma autonomía que paga los 76.000 euros de sueldo anual del que disfruta Gallardo. El mismo parlamento regional a cuyas elecciones se presentó y la misma Comunidad autónoma cuyos habitantes, en un porcentaje del 18%, le votaron para que gestione sus destinos. La presencia de Vox en los órganos de Gobierno de la Región debería obligar a sus representantes a cambiar el discurso ‘destroyer’ por uno más constructivo. Porque no les falta razón cuando dicen que la Constitución ha otorgado el poder a fuerzas que desde las autonomías trabajan sin descanso para destruir España, pero son solo algunas autonomías, y lo que necesita el sistema quizás sea una reforma y no una ración de dinamita. Lo coherente en el caso de la formación de Abascal sería presentarse solo a las elecciones generales y desde el Congreso luchar para cambiar la Constitución y acabar con las autonomías legalmente, si eso es realmente lo que pretenden. Subirse al coche, conducir el coche y acelerar mientras se defiende que no se puede circular en coche, no tiene un pase.

    A Gallardo le faltaba meter la cuarta, no la velocidad sino la pata, y lo hizo de la peor manera: faltándole al respeto a una procuradora socialista con discapacidad. Un ataque inaceptable venga de donde venga y por el que el vicepresidente de la Junta y líder de Vox debería pedir excusas (no lo hará, porque los de la formación de Abascal son de los no pedir perdón ni permiso).

    Así que ya tenemos un aviso de lo que puede ser un indeseable espectáculo en el Gobierno de coalición. No es grave, porque seguimos en el terreno de las declaraciones y no en el de los hechos, pero hay mucho francotirador (socialista, comunista, periodista adicto al régimen sanchista...) con la escopeta cargada y les están poniendo la perdiz en la boca del cañón.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png