Borrar

Lo que arrastra la lluvia

Martes, 28 de marzo 2023, 05:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Creo que la ficción es más capaz de conmovernos que la realidad. O de aterrorizarnos con mayor soltura.

Después de tantos documentales repletos de protagonistas de carne y hueso son los de papel los que consiguen abrirnos los ojos y llevarnos a reconocer nuestra propia vulnerabilidad.

A considerar, por ejemplo, que la vida se puede truncar en un instante, por lo más descabellado, y dejarnos en la calle.

¿Hay mayor terror? Abandonar nuestra casa, las paredes que nos protegen y que albergan una nevera con viandas o un cuarto de baño donde el agua de la ducha es un milagro en el que ni siquiera reparamos...

Y pasar, de pronto, a anhelar el cruasán con mantequilla que dejábamos a medias, robar en El Corte Inglés, de donde guardábamos pantalones en el armario aún con la etiqueta, lavarnos en las fuentes que antes solo eran parte del paisaje, desesperarnos mientras el cielo, inclemente, cambia de color, una y otra vez, sin que nosotros lo hagamos de escenario.

Vivir en la calle y convertirnos en invisibles, como tantas veces otros lo fueron a nuestros ojos, mientras el mundo sigue girando, impertérrito, a nuestro alrededor y nos arrastra la lluvia.

En pocos días, la dignidad se desvanece..., pero permanece la soberbia que nos impide agradecer la ayuda; que incluso nos empuja a combatirla, a aborrecer a quien nos la proporciona.

La nueva novela de Men Marías ‘Lo que arrastra la lluvia’, ofrece un extraordinario trampantojo de una sociedad que se debate entre la normalidad y lo imposible en tiempos de crisis.

Donde cualquier cosa puede pasar, por insólita que se nos antoje antes de los tiempos de zozobra, que pueden comenzar con un secreto y derivar en una muerte que se concluye accidental, pero podría ocultar un asesinato.

Hay novelas y novelas. Las negras están de moda. Esto es algo más que una novela negra.

Es una reflexión moral sobre una sociedad donde es imposible establecer los límites entre el bien y el mal; donde las acciones buenas y malas, pero sobre todo malas, ocultan un pasado de dolor que aboca, incluso, a la locura.

Y donde caben la compasión, el bien y el amor, desde donde nunca se imagina: desde quien lo tiene todo.

No es una lectura sencilla. Conviene detenerse en las extraordinarias descripciones, pero también en esos mensajes para analizar y guardar en el fondo del corazón.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios