Borrar

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los retos vinculados a la tecnología y sus éxitos en el último siglo, han sido vertiginosos. No hace más de cien años que el ser humano puede volar, y ya estamos explorando Marte. Lo que está por llegar será impresionante y nos imbuirá de nuevos instrumentos para el pensamiento y la evolución de la vida, pero no todo va a ser positivo, se lo aseguro.

Hay quien ya habla de la tercera revolución tecnológica. Es la revolución del aprendizaje automático que la tecnología es capaz de hacer.

¿Que indudablemente va a facilitar nuestra vida a muchos niveles? sí, pero también nos plantea nuevos retos. Pregúntense, ¿están nuestros datos del todo seguros si los dejamos en manos de programas inteligentes que podrían ser hackeados o mal usados? La otra gran cuestión es si, a medida que avance esta tecnología, vamos a poder controlarla al cien por cien. Hace unos años Facebook tuvo que desconectar una de sus inteligencias artificiales porque había desarrollado un lenguaje propio, que ni para sus creadores era conocido.

Cuestionarnos el desarrollo que puede llegar a tener la inteligencia artificial, ventajas y desventajas, es clave para saber hacia dónde tenemos que ir en el desarrollo tecnológico.

Es indiscutible que en términos generales las ventajas son muchas: atomización de procesos, es decir, permitir que las máquinas hagan de manera automática tareas que para un trabajador resultan repetitivas, tediosas y alienantes; va a reducir sustancialmente el error humano, pues la maquina lo detectará inmediatamente y será corregido; también va a potenciar la creatividad, ya que al liberarnos de tareas repetitivas nuestra mente será más libre para dedicarse a otros procesos creativos o al menos en teoría debería ser así; ganaremos precisión en los procesos y eso agilizará la toma de decisiones pues la IA es capaz de analizar miles de datos a la vez y darnos información sintetizada y actualizada para decidir con menos margen de error.

Pero también hay desventajas, ya que a medida que evoluciona la IA se precisa tener datos actualizados y fiables y esto no es siempre fácil amén de tener profesionales cualificados y preparados para adaptarse y poder hacer los ajustes preciosos a algo que evoluciona rapidísimamente.

Desempleo, falta de transparencia, algoritmos sesgados y discriminatorios, creación de perfiles, desinformación, impacto medioambiental por la cantidad de energía que necesita...nos llevarán a un dominio de las grandes empresas tecnológicas con lo que implica de esclavitud...

Este ojo que observa ha sido testigo de lo que una aplicación de inteligencia artificial es capaz de hacer y de aprender... da vértigo, miedo y una enorme zozobra ante un mundo inmenso que se abre y que indudablemente afectara a la humanidad tal como la conocemos, pues la transformará.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios