Borrar
Opinión

Tiempo de tormentas y 15M €

Es imposible mantener un medio rural que, hoy por hoy, queda casi al doble de tiempo de distancia porque sus carreteras están para ir en carro o en caballería

Sábado, 29 de junio 2024, 05:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Aunque la tormenta es un fenómeno muy corto en el tiempo que va acompañado de luz y sonido, sus efectos la mayoría de las veces, suelen ser inesperados. Con estas expectativas vamos a dar paso a un mes de julio que se estrena el próximo lunes, pero que empieza realmente hoy sábado, pues coincide con el fin de semana para los que inauguran sus vacaciones estivales. Con el comienzo del periodo vacacional parece que todo el mundo sólo piensa en salir, en disfrutar y la cigarra que llevamos dentro todos, hace acto de presencia aparcando problemas que parecen posponerse para mediados de septiembre, cuando empieza el curso. Pero la realidad es que nada se detiene, que todo continúa y que esos problemas, lejos de resolverse, se complican. De cuestiones políticas ni decirles, pues aunque parezca que las soluciones están al alcance de la mano… hasta el rabo todo es toro; bien lo sabemos en estos lares.

Este ojo que observa prefiere centrarse hoy más en lo local y agradecer a la Diputación de Salamanca la necesaria y merecida inversión en la red de carreteras de la provincia. Una parte importantísima de nuestros corredores de comunicación por vía terrestre están terroríficos. Es imposible mantener un medio rural que, hoy por hoy, queda casi al doble de tiempo de distancia, simplemente porque sus carreteras están para ir en carro o en caballería, en vez de en automóvil. Esos 15 M € han de cubrir las necesidades que tienen los municipios de nuestra provincia. Sin comunicaciones adecuadas resulta imposible sujetar la población en el medio rural. Esta mirada a lo no urbano era extremadamente necesaria y viene como agua de mayo. Por cierto, muchas de estas vías han quedado totalmente «descarnadas» como consecuencia de la torrencialidad de las precipitaciones, aspecto este cada vez más normal en estas latitudes, lo que requiere una ejecución buena y controlada por los técnicos de las obras, para que estas inversiones sean duraderas. Si a ello le unimos el tránsito continuo de tractores, segadoras, empacadoras y camiones para recogida de animales… es importantísimo que se hagan bien y con buenos materiales, pues si se hace el esfuerzo de arreglar y mejorar, que se haga para que sea duradero. Estamos muy hartos del «pan para hoy y hambre para mañana». Tan importante es hacer las cosas, como mantenerlas. Desde el medio rural se ve a la Diputación como una Institución que ha de velar por los intereses de la provincia y les recuerdo a sus integrantes, que el bienestar de los habitantes y la lucha por sus necesidades, son el objetivo fundamental de su supervivencia.

Bienvenido pues el esfuerzo y recordar que nuestra provincia necesita mucho, que la gran industria económica de este territorio es el sector primario, posicionando a Salamanca en una de las provincias con mayor peso agro-ganadero del País.

Por lo tanto, cuanto más se mejore y más se vele por ella, mejor para todos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios