Borrar
Opinión

Ya no hay excusas

El Gobierno se ha quedado sin excusas para no recuperar ya el cuarto Alvia, aunque anden muy ocupados con la corrupción

Domingo, 14 de abril 2024, 05:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El ministro Puente se ha quedado sin excusas para seguir negándole a Salamanca la cuarta frecuencia del Alvia. Ya no puede decir que está esperando unos trenes nuevos para recuperar el servicio suprimido durante la pandemia, porque ya dispone de diez Avril nuevecitos, por falta de uno, para traernos aunque sea un convoy usado, que ya nos da igual nuevo que viejo, el caso es que ande.

Sospecho que al titular de Transportes le preocupa entre poco y nada la reivindicación de la mejora de las frecuencias entre Madrid y la capital charra. Puente está muy ocupado insultando a todo el mundo y preocupándose de que no le insulten a él, y en todo caso le podría inquietar que Valladolid pierda alguno de los treinta trenes que unen a los pucelanos con los madrileños, pero no es el caso.

Lo de Salamanca no corre prisa en el Ministerio. En Renfe no se dan por aludidos y ni siquiera se molestan en poner fecha a la recuperación del cuarto Alvia.

La compañía ferroviaria es incapaz de hacer funcionar la venta de billetes en la estación de Vialia ni en esa maravillosa web que cuando no está caída, está bloqueada, limitada o despistada. Eso sí: los precios para los salmantinos agraciados con un tique están por las nubes. Aquí tenemos que pagar los viajes en tren a precio de oro para que otras capitales, Valladolid entre ellas, disfruten de las gangas y los chollos. Nos han visto cara de ricos, o de tontos, o las dos cosas.

Así que tendremos que esperar a que un día el ministro pucelano se levante con el pie derecho y tenga a bien acordarse de esta tierra. Eso sí, acto seguido debemos ponernos manos a la obra para exigir la quinta frecuencia y el final de la electrificación hasta Fuentes de Oñoro, porque ahí nos jugamos el futuro.

No es de extrañar que el titular de Transportes sea el peor valorado de este Gobierno que ya de por sí recibe un suspenso rotundo. Los españoles le conceden un 3,6 sobre 10 en las encuestas del CIS, solo 'superado' por Marlaska, el terror de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado. En esto, mire usted por dónde, sí me creo las notas de masterchef Tezanos, porque nada gana el sociólogo adulador de Sánchez con castigar a un ministro sanchista en beneficio de otros de igual extracción.

Lo que nadie puede creerse, salvo el propio Sánchez, son esas encuestas en las que el CIS otorga al PSOE un crecimiento en intención de voto hasta colocarse a solo un punto del PP durante las últimas semanas, en plena tormenta de corrupción, entre la explosión de pus del caso Koldo-Ábalos y el tufo apestoso a tráfico de influencias del caso Begoña. Ahí sí que Tezanos pone toda su desvergüenza, y el trabajo de los funcionarios pagados por todos los españoles, al servicio de su señor. Puente utiliza a los funcionarios para perseguir a los periodistas que le descalifican y Tezanos los usa para convencernos de que lo negro es blanco y los cerdos vuelan como las maletas de Delcy en Barajas.

El objetivo de tanto enjuague sociológico no es otro que limitar los daños derivados para el partido sanchista de un fracaso estrepitoso en las elecciones vascas y catalanas. En las primeras perderá por goleada y en las segundas puede ganar pero no gobernar, que es casi peor.

Entre tanto caso de corrupción de compañeros, amigos y parientes como se les viene encima, con Tito Berni todavía caliente, Koldo convertido en bomba de racimo, el colega Rubiales a las puertas del trullo y Begoña borrando la publicidad de su máster «para conseguir fondos públicos», no les queda tiempo ni ganas para ocuparse de trenes y frecuencias. Lo podemos entender, pero no lo vamos a permitir.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios