Borrar
CUADERNO DE DUDAS

Os vamos a triturar

Martes, 26 de marzo 2024, 05:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Os vamos a triturar. Vais a tener que cerrar, idiotas». La frase es de Miguel Ángel Rodríguez, jefe de Gabinete de Isabel Díaz Ayuso. Intentando amenazarla, se la envió a una periodista de uno de los diarios que había informado de los chanchullos con Hacienda de la pareja de la lideresa del Partido Popular.

Así está el patio. Con ser grave la corrupción en la que viven inmersos algunos de nuestros políticos, probablemente no exista tarea más repugnante en un sistema democrático que esta a la que confiesa dedicarse este tipo que, a día de hoy y por increíble que parezca, sigue viviendo a costa del erario público. Es decir, del trabajo de todos los ciudadanos, incluidos también esos, a los que quiere desmenuzar simplemente por ejercer su oficio.

Un oficio, el del periodismo, tan fundamental como el de informarnos de asuntos tan pertinentes como los pelotazos en plena pandemia de unos o el enriquecimiento mediante la emisión de facturas falsas de otros por más que a la presidenta de la Comunidad de Madrid pueda parecerle una persecución salvaje a gente tan extraordinariamente honesta como su hermano o su novio.

«Os vamos a triturar», es el lema ya viejo de MAR (en su día ya se difundieron unas ponzoñosas listas negras de periodistas en nuestra comunidad redactadas por él mismo), calcado del «os reduciremos a polvo» que practica a diario gente como Putin en Rusia, prohibiendo, encarcelando o silenciando a cualquier periodista que se atreva a informar sin seguir las directrices oficiales del bulo sobre sus aventuras bélicas y su afán imperialista en Ucrania o en cualquier parte del mundo.

Aniquilar a todo aquel que informa de lo que sucede en las inmediaciones del poder es el primero de los pasos para destruir una democracia. Es arrojar la primera piedra para convertir la defensa de los derechos y las libertades, en el papel mojado que tanto le conviene a los poderosos. Amparar y favorecer los privilegios de unos pocos que han decidido que sus ideas vienen a ser las únicas válidas, legítimas y respetables.

Pero ya digo, ahí sigue en plan chuleta Miguel Ángel Rodríguez, muy orgulloso de su larga y provechosa carrera bajo el lema del «os vamos a triturar y vais a tener que cerrar».

Ojalá algún día seamos conscientes de que esa actitud pendenciera del macarra de turno jamás se atrevería a ejercerla si no fuese porque hay quien la ampara, la tolera, la disculpa o la silencia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios