Borrar
CUADERNO DE DUDAS

Los bailes de Casado

Martes, 19 de marzo 2024, 05:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

De repente estos días se han llenado las redes sociales de memes con bailes y sonrisas de Pablo Casado.

¿Lo recuerdan? Casado era aquel joven e impetuoso político que irrumpió en nuestras vidas con la aspiración de pastorear al PP tras la incineración en la hoguera de la Gürtel de M. Rajoy. Soplaba por entonces mucho viento a favor del advenimiento de carne fresca en política y él se presentó al combate con tanta hambre que de un solo bocado se merendó a Soraya, Cospedal, Margallo y algún otro candidato al trono. Ninguno vislumbró cómo se acercaba bajo el agua un hambriento tiburón.

El caso es que poco tiempo después, él también ardía abrasado en las llamas del fuego amigo, tras pronunciar aquellas famosas palabras que hoy se han vuelto a poner de actualidad y que cuestionaban la honorabilidad de la nueva reina del pop en Génova, Isabel Ayuso: «La cuestión es si cuando morían 700 personas al día se puede contratar con tu hermana y recibir 286.000 euros».

Como Felipe González o Alfonso Guerra, la figura de Pablo Casado, por el momento, despierta más admiración retroactiva en sus adversarios políticos que en las filas propias, pero durante los últimos días y ante las últimas revelaciones sobre los sorprendentes pelotazos con los que se van forrando los allegados de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, ya hay quien comienza tímidamente a reivindicar su figura entre los propios simpatizantes del PP.

Algunos nos recuerdan también que fue él quien defendió el cordón sanitario frente a la ultraderecha, ese que se saltó sin inmutarse Feijóo. «Usted le ofrece a la izquierda la garantía de una victoria perpetua. Vox es el seguro de vida de Sánchez», le llegó a espetar con profética clarividencia Casado a Abascal en la moción de censura interpuesta por Vox en 2020.

Hoy los memes de Casado se limitan a dibujarlo bailando samba trepado en el sofá de su casa como yo con cada gol que marca Vinicius. Pero eso sí, ya hay, incluso dentro del propio PP, quien disfruta más con esos memes que viendo cómo en los telediarios Feijóo trata de torear la situación pidiendo dimisiones con vehemencia por la corrupción de los de enfrente mientras se muestra extraordinariamente comprensivo con el mal olor que desprenden ciertas conductas delictivas de los que rodean a quien no le temblaría el pulso a la hora de decapitarle como entonces hizo con Pablo Casado. Curioso.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios