Borrar
EL COMERCIO SALMANTINO POR GREMIOS

Fundiciones (1)

El Ayuntamiento instaló junto al Camino de las Aguas una máquina de vapor que colocó Maculet junto a los ingenieros. El agua llegó a la Plaza Mayor el 08/12/1875

Sábado, 13 de enero 2024, 05:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Vicente Maculet Álvarez.- Era natural de Inestrilla en La Rioja. Casado con Petra Ruiz, adquieren en 1856 parte de la iglesia, la crujía de la capilla dedicada a Santa Catalina, situada en la cabecera, al lado del Evangelio, de la que fueron patronos los Herrera y más tarde los condes de Benavente, hasta que Alfonso de Pimentel hizo donación de ella a la Orden Tercera de San Francisco y la sacristía, en 1 de abril de 1859, de San Francisco el Grande, que había sido desamortizada y en la década siguiente compran otra parcela a Saturnina de Cabo Terrero. Viven primero en la parroquia de San Blas, luego en Bordadores, 10 y finalmente en las casas de la Fundición, Campo de San Francisco, 13.

Trabaja esta empresa en todo lo concerniente al ramo de cerrajería, rejas, balcones, verjas, columnas, jarrones, máquinas harineras de motores hidráulicos y de vapor, prensas, norias para riego, bombas centrífugas, aleatorias, aspirantes, impelentes y de sistema mixto y tuberías para agua de hierro fundido o forjado.

Fue representante exclusivo para Cáceres, Ávila, Zamora y Salamanca de las máquinas de vapor de la casa R. Hornsby de Sons de Grantham, Inglaterra.

En 1863 unos ingenieros visitan la ciudad con el proyecto de construir un acueducto que lleve el agua hasta Salamanca desde El Cabezo, en las proximidades de Salvatierra de Tormes y su informe es demoledor. En Salamanca también se funde algún hierro, pero sea efecto de poco consumo, de la mala calidad del metal, o lo que es más probable de la falta de buenos moldes y oficiales acostumbrados a manejarlos, no se surten en general de aquí los que en grade y aun en pequeña cantidad necesitan objetos de hierro fundido y todo viene de Valladolid, lo que demuestra lo incipiente de las fundiciones de Maculet y de Moneo, únicas existentes.

En 1867 admite encargos, a precios convencionales, de pesas y medidas del sistema métrico decimal obligatorio para los particulares a partir del 01/10/1868. El proyecto de aprovechamiento de aguas que presenta la empresa «La Actividad» es aprobado el 16/11/1869, pero sucesivas dificultades municipales hacen que no se apruebe definitivamente hasta el 08/07/1870. Formaban la sociedad Vicente Maculet, Pérez Moneo, Ignacio López Iruín y el arquitecto José Secall, autor del proyecto. Fracasó la empresa y en 1875 el Ayuntamiento instaló, junto al Camino de las Aguas, una máquina de vapor que, construida por el Centro General de Industria, colocó Maculet junto a los ingenieros del fabricante. El agua llegó a la Plaza Mayor el 08/12/1875. Finalmente Moneo se hizo con la contrata vigente hasta 1894 y el 11 de diciembre, en subasta pública, se arrendó el servicio de elevación de aguas a la compañía de Vicente Maculet, a quien se entregó la casa de máquinas el 30 de diciembre. Al fallecimiento de Vicente Maculet se hizo cargo del negocio su viuda Petra Ruiz, que delegó en su hijo Manuel.

En 1872 fueron colocados unos enormes jarrones jardinera de hierro fundido con yucas en su interior, cerrando los asientos construidos en la Plaza Mayor dispuestos en cuadrantes. En sesión municipal de 12/06/1889 se le adjudica la construcción de 100 bancos para los paseos públicos.

La verja que rodeó la iglesia de la Clerecía, con asiento de piedra fue obra de Maculet, que se comenzó a construir a primeros del año 1897 y se colocó a partir del 22 de marzo. Años después unos ingleses estuvieron dispuestos a abonar una crecida suma para llevársela aunque, afortunadamente, no lo consiguieron. Se desmontó en 1940, cuando el obispo Plá y Deniel fundó la Universidad Pontificia, en lo que había sido el Seminario Diocesano junto a la iglesia. Obra de Maculet fueron las verjas del Colegio de Calatrava y la de la fachada del palacio de la Salina.

Falleció en enero de 1897 y su viuda confirió amplios poderes a su hijo Manuel ante el notario Carlos Pasalodos el día 15, siendo la razón social, a partir de entonces, «Viuda de Maculet». En ese mismo año se encargó de la tubería que desde la fuente de la plazuela de los Bandos conduciría las aguas sobrantes hasta el Caño Mamarón.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios