Borrar
EL COMERCIO SALMANTINO POR GREMIOS

Antiguas tiendas de música

En 1880 Federico Oltra imparte música vocal, en 1887 Severo Pérez alquila pianos mecánicos y en 1903 Juan de Bernardi Bocino reparada órganos

Sábado, 10 de febrero 2024, 05:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tiene casa de música en 1880 Federico Oltra en Corrillo 14, en la que imparte enseñanza de música vocal e instrumental, pasando luego a Pozo Amarillo, 9, que es donde recibía los avisos. Es el autor del drama en 3 actos «Honra y provecho». La antigua Casa Huebra de san Pablo 2 y 4, vende armoniums y órganos expresivos de Alexandre, Cristophe, Couty, Debain, Pleyel, Erard, Bord y Knauss ya en 1886.

Severo Pérez en la calle de Abajo, alquila pianos mecánicos en 1887; en Miñagustín 2, compone acordeones y da clases de guitarra y bandurria, Ricardo Castaño en 1892; Tomás Hernández Soto a finales de siglo alquila pianos de manubrio. Bajito, manco, ludópata y con ínfulas de tenorio, el 29/07/1903 intenta matar de dos tiros a su esposa Bernabea Iglesias Romero en Madrid; en 1900 repara y afina pianos y órganos Antonio Rodríguez en Toro, 8. La Casa Montero con «La Mercantil» tiene almacén de música con pianos y autopianos en Rúa 26. En el mismo número, pero de la Plaza Mayor, Arturo Pozueta recibe encargos para venta a plazos del piano marca R. Marystany.

En el mes de noviembre de 1903 se instala en Salamanca en la calle de Zamora, nº 51, Juan de Bernardi Bocino, como constructor y reparador de órganos, pianos y armoniums. El 8 de enero de 1904, coincidiendo con el concierto que da en el teatro Liceo el Orfeón «El Duero» da a conocer al público el instrumento llamado «Orquestadeón» afirmando ser su inventor, cuando parece ser que fue obra de su padre.

En 1904 repara el órgano de la catedral de Miranda de Douro. En 9 de mayo de 1906 ha reparado el órgano de las Úrsulas. No debe ser reparación cuando se trata de un órgano de la casa Hermanos Stoltz construido entre 1884 y 1893, el único existente en Castilla, pues otro que había se traslada al país vasco.

Reforma en 1910 el órgano de la catedral de Ciudad Rodrigo. En 1917 el de la iglesia parroquial de Palacios Rubios y el 5 de junio de 1920 repara el de la iglesia parroquial de la Purísima en Salamanca, regalado por doña Gonzala Santana «La Pollita de Oro», puesto en funcionamiento el 21 de junio de 1902, reinaugurado el 26 con un concierto a cargo de don Bernardo García Bernalt.

Se traslada al número 28 de la misma calle de Zamora, piso 2º y al año siguiente se traslada al número 22 y en el 24 se halla el señor Salcedo ya en 1905, vendiendo instrumentos musicales: pianos armoniums de las más acreditadas marcas nacionales y extranjeras, violines franceses, mandolinas napolitanas, musiqueros, sillas, taburetes, cubre teclados, atriles, etc. y los pianos de la casa Bord de París. Se dan recitales con lo más granado del mundo musical, destacando Felipe Espino que acompaña al piano a la señora de Salcedo. En el mismo número se anuncia J. Clouset, afinador y reparador de pianos y en 1907 se constituye una academia de canto para señoritas.

En marzo de 1920 se traslada a Concejo, números 5 y 7, adornando balcones y azotea de rejería con elementos musicales, todavía visibles. En 1941 se traslada a Concejo, 17, donde permanece hasta su muerte el 15 de noviembre de 1975. La figura de Juan de Bernardi se distinguió por su elegante porte con trajes cortados a medida, impecable chalina de artista bohemio y abundosa melena cuidada con esmero. El 8 de agosto de 1932, en un accidente de automóvil en la fuente de Riofrío, muere su esposa, María Dolores Romero de 50 años y su hija Conchita, resultando heridos otros dos hijos, Bernardo y Lolita.

La fábrica de pianos y armoniums de L. Piazza de Sevilla tiene sucursal en Salamanca en el Paseo de las Carmelitas, frente al convento en 1904. Existe en Rúa 57, 2º, ese mismo año un almacén de armomiums, pianos verticales, de cola y manubrios, nacionales y extranjeros, órganos expresivos de Cristophe y Entienne de París. Vende y alquila pianos y manubrios en 1908, Juan Calles en Ramos del Manzano, 13, desde 300 pesetas.

Fabriciano S. Rodríguez, antiguo empleado de la casa Bernardi, en 1928 tiene tienda en Eras de las Carmelitas A. G., vendiendo los autopianos Werner.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios