Borrar
Y AHORA QUE LO PIENSO...

No hay quien lo entienda

Por qué no dimite nadie en esta España en la que, aunque te estén apuntando claramente, no te das por enterado

Jueves, 7 de marzo 2024, 05:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Con esta frase tan manida en estos días en barras de bar y mesas matinales de café expreso, se resume el tremendo lío político que estamos viviendo en estos días antes de conocer si la amnistía socialista es aprobada por el independentismo en Bruselas o no. Y es que Koldo acaba de aclarar el posicionamiento de algunos políticos, esperemos que no todos, que tienen una sola premisa: ¡¡tonto el último!! Y digo esto por ahorrar otros calificativos que podrían ser más duros o sangrantes.

Ahora que lo pienso, una vez más, por qué no dimite nadie en esta España en la que, aunque te estén apuntando claramente no te das por enterado o enterada, el partido te arropa y seguimos para bingo. Mientras tanto el dinero estafado, por supuesto, no aparece y pasamos a la siguiente pantalla. Y entonces nos seguimos preguntando por qué no está nadie en la comisaría dando explicaciones sobre pagos millonarios en momentos realmente preocupantes para tantos españoles, en meses de pandemia. Por qué no se han devuelto mascarillas fraudulentas que siguen en fondos de almacén y sobre todo por qué no se devuelve el dinero, mucho dinero que se ha estafado.

Creo que las explicaciones además de ofrecerlas en la comisaría o en la sede judicial, se deben dar en las sedes parlamentarias y además quienes tengan que dimitir que lo hagan cuanto antes porque no solo están dañando la imagen pública y política también están traicionando a todos los ciudadanos que confían y se esperanzan con quienes, en principio, deben estar al servicio del pueblo.

No sirve lamentarse por las esquinas o desahogarse en conversaciones matinales o vespertinas. Creo que el ciudadano debe reaccionar antes de que sea demasiado tarde. Lo que llevamos de legislatura es una tomadura de pelo y lo que ud. está pensando, es decir, el gobierno necesita aprobar una ley de amnistía para seguir en la poltrona, es verdad, es cierto, las otras explicaciones, es decir, esas de lo hacemos por la conciliación en Cataluña, lo hacemos por su bien, lo hacemos por el progreso o por la paz universal, todas se diluyen como un azucarillo en ese café que se puede estar tomando.

En fin, que lo vemos complicado, hoy estamos pensando en cómo aprobar una Ley de Amnistía negociada con un interlocutor perseguido y buscado por la justicia y parece que a nadie le llama ya la atención porque pensemos que se llega al acuerdo entre gobierno y delincuente, ¿qué será lo próximo… un referéndum de autodeterminación?

Y mientras tanto seguimos dejando que la inflación y el paro sigan galopando, seguimos esperando para encontrar soluciones para tantos problemas que se encuentran los ciudadanos a diario, empezando con la cesta de la compra, siguiendo con hipotecas al alza con el IVA de la luz al 21% y tantas cosas más. En fin… no hay quien lo entienda.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios