Borrar
Opinión

Tipos como Baltasar Garzón

Dejemos la Historia en manos de los historiadores profesionales y olvidemos a Garzón y sus adláteres

Domingo, 12 de mayo 2024, 05:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Hace unos días se pudo leer en El País este titular: «La ONU insta a España a preservar la memoria histórica». La falsa noticia se refería a un «informe demoledor» de la ONU contra las leyes de Castilla y León, Aragón y la Comunidad Valenciana que rectifican el sectarismo de la Ley de Memoria Democrática que propició Sánchez (por ejemplo, alargando el franquismo hasta 1983 ¡a petición de Bildu!).

En un espléndido artículo de Maite Rico , se aclara que el documento de la ONU no existe. Lo que sí hay es un documento de tres relatores especiales que no pertenecen a la ONU. Tiempo atrás, uno de esos relatores era el suizo Jean Ziegler quien, trabajando como relator, emitió en 2007 un informe felicitando a Fidel Castro por lo bien que daba de comer a los cubanos. Más tarde, en 2014, participó en unas jornadas de apoyo al régimen cubano con gran fervor.

Este informe sobre España y su memoria histórica fue redactado a petición de Sánchez y su autor principal es el argentino Fabián Salvioli, un abogado que no oculta su desprecio por la Justicia Española, que venera a Baltasar Garzón y que ha criticado la condena por prevaricación que echó de la judicatura a Garzón, que según Salvioli fue inhabilitado sin garantías y no tuvo derecho a un tribunal independiente. O sea, que para el relator argentino ni el Tribunal Supremo español ni el Constitucional ni el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que a todos ellos llegó el expediente de Garzón, son dignos de confianza.

El año pasado, Salvioli y Garzón participaron en Buenos Aires en una reunión de la Unesco que sirvió para apoyar a Cristina Kirchner, que había dado «jirones de su vida por Argentina».

Junto a estos dos estaban Juan Carlos Monedero, Rafael Correa, Evo Morales y Ernesto Samper. Y también José Luis Rodríguez Zapatero.

Salvioli acusa a los presidentes de las tres autonomías que han aprobado sus leyes de negar la represión franquista y asegura que España «es el país con más desaparecidos del mundo después de Camboya». Colocar a España por delante de la URSS, la China de Mao, la Alemania nazi o Ruanda es un auténtico disparate.

Claro que durante y después de la guerra el régimen de Franco fusiló a mucho inocentes (y a un buen puñado de asesinos que se habían hartado de matar gente en la retaguardia republicana), pero dejemos la Historia en manos de los historiadores profesionales y olvidemos a Garzón y sus adláteres. Todos ellos sectarios y mentirosos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios