Borrar

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

En serio eh, te lo digo de verdad. Tengo miedo porque yo escribo en un medio de comunicación (en éste, vamos) y no soy muy afín a Pedrito el Mentiroso.

¿Ves? Ya lo he vuelto a hacer. Y claro, parece que las únicas opiniones válidas son las de Pedro. Mira si son válidas que hasta puede cambiarlas. Donde dijo digo, ahora dice Diego y con su cara más dura que el mármol, nos dice que no ha pasado nada. Y cuela, para algunos, pero cuela.

A Pedro le incomodamos, somos una china en su zapato, los jueces y los medios. Yo no soy juez, pero parte de un medio sí. Y tengo miedo.

Porque lo que Pedro propone se llama censura a los medios y eso, tú y yo sabemos, es más propio de la época de Franco, esa época que tan bien le viene a Sánchez sacar a la palestra cuando no tiene más argumento. También la censura es una práctica propia de ese país del que es tan fan Zapatitos, se llama Venezuela.

Igual en esas maletas, que el Gobierno y Delcy colaron en Barajas, había manuales para que Óscar Puente (el chulo de Valladolid) explicara a sus colaboradores (que son sus colaboradores, pero los pagamos tú y yo) cómo presionar y manejar a la prensa.

Bulos, máquina de fango y que viene la ultraderecha. Es el único argumentario político que le queda a Sánchez y su recua. No hay nada más.

Ojo, que tampoco le dejan decir nada más ¿eh?, que Puigdemont y demás personajes lo tienen bien trincado por los bemoles.

A mí, todo esto, me da miedo. Y cada vez más.

Porque veo que este Pedro, que tiene a su Heidi y a su hermano imputados, se ha convertido en un animal asustado y enjaulado. Y son los más peligrosos. La huida hacia delante va a dejar un destrozo enorme, y lo vamos a tener que pagar nosotros. Si podemos, claro, que ya lo empiezo a dudar.

¿Os acordáis esa época en la que Rajoy compareció en una pantalla de plasma y toda la prensa que tira hacia la izquierda se mostró indignada?

Bueno, la prensa, los políticos, los presentadores, gente del mundo de la «cultura» (que ya a cultura le llaman a cualquier cosa) …

Ahora tenemos sobre la mesa la censura, tenemos medios que no pueden preguntar a portavoces del Gobierno o de partidos políticos, tenemos comparecencias, hasta en vídeo, sin preguntas… Y son lentejas eh, o lo tomas o te aguantas.

¿Alguno de los que se indignaron con Rajoy ha dicho algo? No, hasta han coreado esta actitud, como Montero, que sólo le faltan los pompones.

No sé a ti, pero a mí todo esto me da mucho miedo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios