Borrar

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

“Esta casa es una ruina”. ¿Recuerdan la película de finales de los años ochenta protagonizada por una jovencísimo Tom Hanks? La historia giraba en torno al ruinoso estado en el que se encontraba la vivienda adquirida por una joven pareja. Una estafa en toda regla.

Esa casa podría ser hoy una de las 50.000 viviendas del llamado “banco malo” que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que va a transformar en pisos para alquileres sociales y asequibles. Como en la película, las viviendas de la Sareb están para tirar, pero a diferencia de las del ‘film’, no tienen ni buena apariencia.

El artículo 47 de la Constitución Española dice: “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada”. ¿Piensa Sánchez que un piso con los marcos arrancados, el cableado en condiciones más que deficientes y los interiores destrozados puede considerarse una vivienda digna?

De los 253 inmuebles que el Gobierno quiere endosar a la Junta en la provincia de Salamanca para alquiler social, solo 12 podrían ser utilizados para vivir, según ha asegurado la directora general de Vivienda de la Junta de Castilla y León, María Pardo, que también señala que incluso esa decena de casas tendrían que ser susceptibles de alguna reparación para que una familia pudiera desarrollar su vida en ellos. Además, en el cómputo del Gobierno no hay solo pisos inhabitables, sino que una buena parte de los inmuebles que Pedro Sánchez quiere ‘enchufar’ a las comunidades autónomas no son viviendas, sino garajes. ¿Le parece digno al presidente vivir en un garaje? Sin duda, Pedro Sánchez nos ha querido vender la moto, pero el anuncio electoral se le ha vuelto en su contra.

Para empezar, las 50.000 viviendas anunciadas para su transformación en pisos con alquileres sociales no son nuevas, sino que ya formaban parte de los planes de la Sareb. Según publicó el “banco malo” en una nota de prensa a finales de marzo, esas viviendas están incluidas en la estrategia que la Sareb puso en marcha tras la toma de la mayoría accionarial por parte del Estado en abril de 2022.

Además, el estado ruinoso de los pisos de Salamanca denunciado por este periódico no es exclusivo de esta provincia, sino que es generalizado en todo el país. Así, de los más de 2.700 pisos de la región de Madrid, solo 5, según los técnicos de esta Comunidad, estarían habitables.

Una vergüenza, pero nadie responde a este escándalo mayúsculo.

No me extraña, después de la ley del “solo sí es sí”, todo me parece posible. Los políticos son expertos en dar la vuelta a un tema para culpar a otros de lo que realmente ellos han hecho mal.

Un millar de delincuentes sexuales han visto rebajadas sus condenas gracias a la ley del ‘solo sí es sí’ que promovieron la ministra de Igualdad, Irene Montero, y sus ‘súbditas’, sin embargo, cuando el pasado viernes la secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez, ‘Pam’, estuvo en un acto en la Universidad de Salamanca, no solo obvió este tema por completo, sino que sacudió a diestro y siniestro por la reforma de la norma y se atrevió a sacar los colores al presidente del Gobierno de Castilla y León por no haber frenado a Vox en el tema de la ley del aborto.

‘Pam’ se preguntaba el otro día por lo que sentirán las mujeres que tendrán que demostrar ante un juez que han sufrido un desgarro vaginal. ¿Por qué no se pregunta la secretaria de Estado por lo que sienten las víctimas de los condenados por delitos sexuales que se han beneficiado de una reducción de sus penas por la ley del ‘solo sí es sí’?

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios