24 febrero 2021
  • Hola

Biografía del cadáver de una mujer

    Este título tan extraordinario corresponde al último trabajo cinematográfico de Mabel Lozano. La directora de cine social ha querido reflejar en una película corta la desgraciada situación de tantas mujeres, víctimas de trata, que cuando denuncian a los proxenetas y se convierten en testigos protegidos, se exponen a ser asesinadas. Tras la triste realidad de esta esclavitud, que Mabel Lozano lleva denunciando activamente desde hace más de una década, se esconden infinidad de crímenes, que en demasiadas ocasiones pasan desapercibidos hasta a los medios de comunicación. Mabel Lozano ha querido dar voz a todas estas mujeres, una vez más, y visibilizar su sufrimiento para que no se siga volviendo la cara hacia otro lado. Y lo ha hecho en un cortometraje, absolutamente excepcional, que suma a otros muchos largos y cortos que lleva realizados en su ya extensa carrera como directora de documentales. Su denodado esfuerzo por “vestir de derechos” a las mujeres, ha servido para la concienciación de tantos respecto a lo que verdad ocurre en el pavoroso mundo de la prostitución y la trata. Desde que Mabel iniciara su lucha particular, muchas personas – yo misma- se han sumado a ella desde las ONGs, las teles, las radios, la prensa escrita o los libros de ficción y no ficción. Mabel ha conseguido despertar a una sociedad dormida, que consentía en auto engañarse para no enfrentarse a una dolorosa realidad que, por desgracia, sigue atrapando a más y más mujeres cada día. Más allá de su compromiso y generosidad, la cineasta ha sabido contar, exponer, trasladar y hasta contagiar a infinidad de individuos y colectivos: y como ella misma dice, “todo suma”, hasta la más pequeña reflexión sobre este asunto pavoroso y vergonzante. En este corto, al mostrar la tremenda historia del asesinato de Yamiled, que descubrió hace varios años, ofrece su apoyo póstumo a tantas otras víctimas de trata que, como Yamiled acabaron siendo asesinadas y, de nuevo, a las que que viven aterradas en ese oscuro universo de esclavitud del que no saben cómo escapar. La manera tan increíble en la que Mabel Lozano ha narrado este episodio real en imágenes, hace de su película – para la que ha contado con la colaboración del escritor Fernando Marías- un documento único e irrepetible. Por eso está nominada a los Goya. Es la tercera vez que un trabajo de la cineasta lo está. Solo por este motivo y porque su triunfo supone un paso más hacia la consecución de una ley que acabe con la desprotección de estas mujeres, ya ha ganado. Pero ojalá consiga la merecida estatuilla. Sería un premio para todos.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png