17 junio 2019
  • Hola

Los rostros de Vox en Salamanca

La agrupación está formada por cinco desconocidos que no conceden entrevistas, no ofrecen ruedas de prensa y no se promueven en redes sociales

21 ene 2019 / 14:37 H.

La agrupación Vox Salamanca se mantiene en el anonimato sin conceder entrevistas a pesar de que LA GACETA las ha solicitado de forma insistente. El grupo político primero respondió con evasivas y un mes después con una negativa por correo electrónico en el que aseguró: "por el momento no nos interesa conceder entrevistas". Sus miembros no ofrecen ruedas de prensa y se mantienen agazapados sin actividad pública, ni en su web, ni en las redes sociales.

Cabe recordar que después de que el abogado Enrique de Santiago abandonara la coordinación, ahora el presidente es Rafael Revert Albarrán, un empresario poco conocido en Salamanca, socio único de una empresa de yesos y morteros con sede en Cabrerizos, aunque también se le vincula con un fracasado proyecto de venta de jamones.

Su experiencia en la esfera pública se limita a la apertura de una petición de firmas en change.org apoyada por 35 personas para solicitar que la Administración controle los impagos de sus subcontratas. "Miles de pequeñas empresas y autónomos de España se encuentran paralizados, en una calle sin salida, sometidos a numerosos embargos, sin poder vivir en sus casas y sin poder utilizar vehículos para salir adelante y con deudas que en la mayoría de los casos no se han podido pagar por no haber cobrado", denuncia Revert en la iniciativa.

Su vicepresidente es Jesús Aarón López Mateos, empresario, ingeniero informático de sistemas y consultor de marketing digital. A nombre de Jesús López Mateos se encuentra una empresa de compraventa de viviendas y otra de posicionamiento web, mientras que es el administración y socio único de otras dos firmas que se encuentran en "cierre de hoja registral", situación que se produce cuando el Registro Mercantil deniega nuevas inscripciones, bien por la falta de depósito de las cuentas anuales y/o la baja provisional en el índice de entidades de la Agencia Tributaria. Les acompaña como vocal Juan Esteban Merchán Zamorano, jubilado que asegura haber trabajado 15 años como autónomo y otros cinco como conductor en la Diputación.

Manuel González Martín, natural del municipio abulense de Piedrahita, estaba ya en la etapa anterior de Vox Salamanca junto con Enrique de Santiago. En este momento limita su participación a la de vocal a la vez que desarrolla su labor como abogado en su propio despacho ubicado en Guijuelo, donde se instaló hace un par de años. Salvo por su familia política que es natural de la localidad chacinera, no es muy conocido allí.

El quinto y último vocal es Felipe Marcos Acosta, un joven que asegura ser técnico en vídeo, edición, imagen y sonido, además de "youtuber".
También se le conoce por ejercer como pinchadiscos en varios locales de ocio nocturno de Salamanca. Su vinculación con Vox Salamanca comenzó siendo jovencísimo en la etapa de Enrique de Santiago.

Vox Salamanca se presentan en su web como "un partido político creado para la renovación y el fortalecimiento de la vida democrática española. Somos como tú, profesionales, autónomos, amas de casa, jubilados, emprendedores, empleados, trabajadores, funcionarios, estudiantes, etc., que nunca hemos vivido de la política, que nos hemos sentido defraudados por los políticos actuales y que hemos dado un paso al frente para cambiar esta situación. El político debe estar para servir, escuchar, gestionar y actuar". Es la única referencia en la web en la que el resto de la información se hace eco de actos de Vox a nivel nacional.



Parches para intentar minimizar la siniestralidad en este 'punto negro' de Salamanca

Una indisposición mientras cazaban: así comenzó la persecución a los facultativos desde Encinas de Abajo

Escándalo en Enusa: vulneran la norma en el nombramiento del director de la planta de Juzbado