17 febrero 2020
  • Hola

La gruesa línea de la corrupción

01 nov 2014 / 04:45 H.

La corrupción es un mal tan antiguo como el ser humano, circunstancia que nos hace plantearnos si forma parte de nuestra naturaleza o bien es consecuencia de factores culturales. Alfredo Alvar, profesor de investigación del CSIC apunta: "los mecanismos de la corrupción son universales pero en España, se celebran como herencia de la picaresca española".
Nos ha quedado constancia documentada de corrupción, desde el remoto reinado de Ramsés IX,€ hasta nuestros días, que ¡qué decirles!
En Roma hubo épocas donde las prácticas de corrupción eran abusivas por parte de emperadores y altos cargos, formando parte del pan nuestro de cada día. Fueron muchos los personajes ilustres que se vieron implicados en tramas corruptas de las cuales se derivaron castigos ejemplares, desde Julio Cesar hasta el hermano de Escipión.
Desde este ojo que observa, la historia no justifica ni minimiza la situación desgraciada en la que nos encontramos inmersos en la actualidad. Esta gruesa línea de corrupción en la que parece que caben infinidad de individuos e instituciones, compone una situación de tal escala, que en la calle no hay otro tema de conversación, mientras las alubias faltan en un porcentaje altísimo de hogares.
Los políticos se llenan la boca de palabras como "regeneración" "pacto anticorrupción" "depurar responsabilidades"€ Y mientras tanto el pueblo clama "destituciones" "devolución de la pasta", "justicia idéntica para todos"€ y no entiende que haya penas de 500 euros o más, para los pobres indigentes que para comer, rebuscan en la basura. Es indignante.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA