17 agosto 2019
  • Hola

Asaltan a punta de pistola una explotación y roban 20 reses bravas

Los ladrones pusieron un arma en la cabeza del mayoral de la finca

18 mar 2015 / 22:16 H.

    Una explotación ganadera situada en una pedanía de Narros de Matalayegua fue escenario este miércoles de un violento robo ocurrido a primera hora de la mañana. Según explicó el dueño de la finca a este periódico, un grupo de entre cuatro y cinco personas fueron descubiertos por el mayoral de la explotación cuando trataban de llevarse dos decenas de becerros bravos, y ante la oposición del guardián, que trató de impedir el robo, los asaltantes le pusieron una pistola en la cabeza y le dieron una brutal paliza, dejándole abandonado en el lugar y escapando en un vehículo con las reses.

    Los hechos ocurrieron a primera hora de la mañana de este miércoles en una finca situada en Cortos de la Sierra, pequeña pedanía de Narros de Matalayegua, donde pastan algunas de las reses de la ganadería Los Bayones. En torno a las 08.00 horas de la mañana, el mayoral de la explotación, de nombre David y de unos 30 años, escuchó ruidos sospechosos cuando se encontraba en una caseta ubicada en los terrenos y salió a investigar, pillando ´in fraganti´ a los ladrones cuando subían los becerros a un vehículo. El joven trató de ahuyentar a los asaltantes para impedir el robo, pero ellos, al encontrarse en superioridad numérica, no tuvieron piedad con él. Primero y según las manifestaciones de Jesús Hernández, dueño de la ganadería, amenazaron a David con una pistola, llegando a ponérsela en la cabeza, para momentos después darle una brutal paliza para que no pudiera seguirles.

    A las 08.20 horas, David pudo reponerse y avisar a los dueños de la finca, que no se encontraban en la finca, y estos a su vez solicitaron asistencia para el joven, que además de los golpes se encontraba muy alterado. Efectivos sanitarios trasladaron al mayoral al Complejo Asistencial de la capital salmantina en una ambulancia, donde se le realizaron las pertinentes pruebas para descartar dolencias graves y le colocaron un collarín. El joven, al que según Jesús Hernández, "le han pegado por todos los lados", fue dado de alta a primera hora de la tarde.
    Fuentes de la Guardia Civil consultadas por este periódico en la tarde de este miércoles indicaron que los hechos están siendo investigados con el fin de dar en el menor tiempo posible con los autores del robo de las reses y la brutal paliza al mayoral.

    Por su parte, Jesús Hernández manifestó este miércoles sentirse afectado por los hechos, y declaró que se trata de la primera vez que la ganadería sufre un suceso así. Él mismo acudió a la Comandancia de la Guardia Civil de Salamanca para poner la denuncia y señaló que agentes de la Policía Judicial se personaron este miércoles en la explotación para investigar el lugar de los hechos.