14 diciembre 2019
  • Hola

El presunto hijo ilegítimo del rey Juan Carlos, con un 99,9% de coincidencias en el ADN

Alberto Solá lleva afirmando desde hace años que su padre es el monarca emérito

Madrid /
03 dic 2019 / 12:01 H.

Nuevo frente abierto para el rey Juan Carlos. Cuando parecía que sus escándalos sentimentales ya eran cosa del pasado, ahora se reabre el caso de su presunto hijo ilegítimo. Según ha informado este martes el digital “El Economista”, el test de ADN arroja coincidencias del 99,9% entre el rey emérito y Alberto Solá, que así se llama el que dice ser su hijo.

Solá ha explicado que se prestó a realizar dicho test en 2007 por exigencias del Centro Nacional de Inteligencia: “En 2007, el director general del CNI en Barcelona me propuso personalmente realizar estos análisis. Fue a través de un exmiembro del CNI con quien yo tenía contacto, Antonio Rodríguez. Vinieron desde Barcelona para hacerlo. Delante de mí llamaron a sus colegas en Madrid y pidieron un favor y que fuera lo más rápido posible: que les enviaran cualquier objeto que utilizara el rey (Juan Carlos I). Al final enviaron un vaso directamente al laboratorio de Lérida donde se realizarían los análisis”, ha desvelado a Elcierredigital.com.

Los resultados de dichas pruebas arrojan un 99,9% de coincidencias entre su ADN y el de (supuestamente) el rey Juan Carlos, demostrando así que es su hijo: “Después de unos quince días, me llamaron para ir de manera urgente al laboratorio. Me pusieron en contacto con el director del laboratorio de Lérida, Jaime Buj. Ellos me llamaban ‘el Principito’. Buj me confirma entonces la secuencia de los hechos: que el CNI le entregó un gran sobre cerrado en cuyo interior había un vaso. El director del laboratorio me dijo que no sabía de quién era realmente, pero que denominó en los análisis a la persona que bebió en ese vaso ‘individuo B’, mientras que a mí me calificaba como ‘individuo A”.

Ahora, el catalán ha ofrecido dichos documentos al citado medio por una razón: “Me llegó una información hace unos diez días referente a que el excomisario Villarejo se disponía a publicar en breve unos documentos sobre mi historia. El único documento que puede tener él, son mis análisis de ADN”.

PALABRAS CLAVE