Borrar
La relación de un cura con la 'espantá' de Juan Ortega el día de su boda

La relación de un cura con la 'espantá' de Juan Ortega el día de su boda

El conocido torero tendrá que hacer frente a cerca de 90.000 euros en gastos al dejar plantada a la novia en el altar

Martes, 5 de diciembre 2023, 11:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La 'espantá' del altar de Juan Ortega se ha convertido en uno de los temás más sorprendentes, inesperados y comentados de los últimos días. El torero iba a casarse por todo lo alto este sábado en Jerez de la Frontera con su novia desde hace más de una década, Carmen Otte Alba, pero con todo preparado -y algunos de los 500 invitados esperándoles en la Iglesia- y a escasos minutos de darse el 'sí quiero', tomaba una drástica decisión: suspender la boda y 'huir' a su casa de Sevilla, donde se refugia y guarda silencio 72 horas de la 'faena' más controvertida de su vida.

A pesar de que ninguno de los protagonistas ha hablado por el momento, su entorno ha ido deslizando diferentes informaciones a varios medios de comunicación, y poco a poco estamos construyendo el puzzle que explicaría por qué Juan Ortega plantó a su pareja en el altar.

La noche antes de su esperado enlace -en cuyos preparativos llevaban meses volcados, especialmente la novia- celebraron una preboda con sus invitados en una céntrica bodega de Jerez, tierra natal de la doctora. Testigos presenciales aseguran que el diestro estaba bien y tan cómplice con Carmen como siempre, por lo que en ningún momento sospecharon que unas horas después iba a tirarlo todo por la borda.

La llamada que convenció al torero para suspender la boda

Pero, ¿qué pasó el sábado y con quién habló Juan Ortega antes de convertirse en un 'novio a la fuga'? Tal y como han revelado en 'Y ahora Sonsoles', el torero decidió hacer una llamada decisiva para transmitir sus dudas respecto a su boda.

Preocupado, y sin saber qué hacer ni si seguir adelante a pesar de no estar seguro, el sevillano -con fuertes convicciones religiosas- llamaba a un sacerdote amigo que había viajado desde Barcelona para oficiar su boda. Fue a él a quien le planteó sus dudas por teléfono, y el cura le aconsejó que si no tenía claro si quería casarse con Carmen, que no lo hiciese porque sería algo de lo que se arrepentiría.

Aunque se ha especulado con la existencia de terceras personas o incluso con una presunta infidelidad durante la despedida de soltera de la jerezana, nada que ver con la realidad. Si Juan Ortega decidió suspender su enlace minutos antes fue por sus propias dudas respecto a su relación.

Una decisión que comunicaba a su prometida, que estaba ultimando los preparativos de su look nupcial -en concreto maquillándose y peinándose para el que se suponía que iba a ser el día más feliz de su vida- por teléfono. Ella, como no podía ser de otro modo, se quedaba completamente en shock, sin creerse que su pareja desde hace 10 años la plantase en el altar a media hora de su boda.

Antes de coger su coche para regresar solo a su residencia en Sevilla -donde por cierto vivía con Carmen hace más de un año- Juan Ortega también telefoneaba a sus padres para decirles que no pensaba casarse. Y habrían sido ellos, y los padres de la doctora, los que habrían avisado a los 500 invitados, ya con todo listo para dirigirse a la iglesia, que no había boda.

Consecuencias económicas a las que se enfrenta el torero

Mientras Carmen se refugia en el domicilio de sus padres en Jerez de la Frontera y no deja de llorar por lo sucedido, su familia ha pasado a la acción y según 'YAS' han exigido al diestro que se haga cargo de todos los gastos que ha conllevado la boda que no llegó a celebrarse.

Un banquete en una exclusiva finca para 500 invitados, los trajes, la luna de miel, lo adornos florales de la iglesia y otro tipo de costes que sumarían en total cerca de 90.000 euros que tendrá que asumir Juan Ortega, incluyendo el vestido de la novia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios