Borrar
Marta Vaquerizo, Miguel Balanzategui, Mario Vaquerizo y Juan Pedro del Moral, «Nancys Rubias». LG
Mario Vaquerizo: «No nos toman por un grupo de verdad, pero no dejamos de actuar»

Mario Vaquerizo: «No nos toman por un grupo de verdad, pero no dejamos de actuar»

El 'Nancyrubismo' y su nuevo disco en homenaje a las verbenas con versiones del pop y rock invade la ciudad este viernes

Roberto Zamarbide

Salamanca

Viernes, 8 de septiembre 2023, 10:48

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Profeta del «nancyrubismo», no conoce los prejuicios, presume de no saber tocar y maneja el negocio como pocos. Mario Vaquerizo es un espectáculo hasta por teléfono, un torrente verbal. «¿Sabes lo que te quiero decir?»

Gira veraniega, disco nuevo... ¿mucha promoción, Mario?

Más que promoción estamos actuando en todos los sitios en donde nos llaman. Por suerte tenemos una gira extensa y eso lo vivimos con elgría, porque creamos el grupo Nancys Rubias hace casi 20 años como un hobby y con el tiempo se ha convertido ennuestro modo de vida porque te pagan por ello ¿sabes? Y eso hace que trabajes mucho pero que no sientas el trabajo como un esfuerzo.

¿Y se lo siguen pasando igual de bien aunque el hobby se haya convertido en obligación?

Es que yo tengo un grupo de música para pasármelo bien. Hay artistas que sufren por no vender o no llegar al número 1. Para mi la finalidad es hacer lo que te de la gana en cada momento. Eso es lo que somos las Nancys y esa actitud lúdica es la que seguimos manteniendo. Y precisamente creo que no tener pretensiones es lo que nos ha salvado. Si un día me canso, lo dejaré. pero es muy difícil que me canse cuando estoy rodeado de personas como Juan Pedro, Marta y Miguel que son vitales en mi vida.

En estos 20 años, ¿Qué ha aprendido del mundo del espectáculo?

–Reflexiones como esa sólo las hago cuando me hacen entrevistas. Por eso digo que es muy guay hacer promoción. Ni me había dado cuenta de que cumplimos 20 años hasta que me lo dijo un periodista. Durante mucho tiempo pagábamos nosotros por actuar y ahora nos pagan. eso día a día no te lo planteas. Hacemos cosas que nos hacen sentirnos bien. Y no buscar el reconocimiento de los demás, sino de uno mismo. Es así de sencillo.

Acaban de publicar disco nuevo, 'Orquesta Nancy», una colección de versiones.

Para que vea cómo somos las Nancys: llevábamos cinco años sin parar de actuar, no teníamos canciones nuevas y hacíamos versiones. Y con el tiempo nos hemos dado cuenta de que tenemos doce, todas muy divertidas. Y nos dijimos: pues vamos a convertirnos en una orquesta para que la gente se lo pase bien con temas que nos parecen maravillosos, pelotazo tras pelotazo, desde Paulina Rubio a los Damned, Kasabian o los Romeos, por ejemplo. Como las verbenas de las orquestas que tocan en los pueblos, venimos a entretener, ¡somos entretenedoras!

Y le pegan a todo. Una orquesta de verbena para todos los públicos.

–Es que las Nancys somo muy eclécticas y no queremos tener prejuicios. Si nos gustan las Carrà y los Ramones, Rafael y Mando Diao, ¿sabes lo que te quiero decir? No estamos encorsetados. Nos gusta la música y tenemos un background variado. La buena música está por encima de las etiquetas.

¿Nunca han sentido una mínima tentación de aprender a tocar algún instrumento? ¿Aunque sea un poco?

No. Es que no nos apetece. Que sepas tocar un instrumento no te dignifica más, cualquiera puede aprender. Otra cosa es que tengas la genialidad para componer canciones, como Nacho Canut. Yo no cuestiono la calidad de Gene Simmons o Paul Stanley [músicos de Kiss] cuando tocan una guitarra que está pregrabada. Somos así, y esa sinceridad la hemos tenido siempre. Es lo que también ha hecho que no nos tomen en cuenta en la industria musical o que no nos pongan en la radio. No nos consideran un grupo de verdad, pero por otro lado no paramos de actuar. El 'nancyrubismo' se acaba imponiendo porque lo hacemos nosotros y lo hace mucha gente. Obviamente yo si canto con las bases grabadas. Antes cuando nos iba a contratar preguntaban: '¿pero tocan de verdad?'. Ahora ya ni preguntan: simplemente quieren a las Nancys. Nosotros nunca hemos engañado a nadie.

¿Alguna vez les ha mirado mal algún 'músico de verdad'?

No, no. La gente es muy educada. Igual que cuando me ven por la calle y las señoras me dicen 'Ay, Mario, que guapo eres', y otros pensarén 'este es un mamarracho' pero no lo manifiestan. Y les agradezco su buena educación. Yo puedo estar en un escenario con Leiva o con cualquier músico que tiene una propuesta distinta a la nuestra, pero eso no quiere decir que no puedas convivir. Es asi de sencillo.

Su popularidad se disparó en España a raiz del reality de la MTV «Alaska y Mario». ¿Lo ve así?

Cuando me lo propusieron dije inmediatamente que sí. Yo veía los realities de Ozzy Osbourne, de Kiss, de Pamela Anderson y me apetecía mucho. No tengo ningún pudor en mostrar mi vida. Yo vivo las cosas de forma muy natural, y ahi creo que radica el éxito, o al menos es lo que pienso cada día cuando me voy a la cama. La gente pudo ver allí al Mario de verdad. No hay ningun personaje: el personaje mismo es Mario. Cuando hago una película me tengo que someter a la disciplina de un guión, pero en mi día a día soy así, para lo bueno y para lo malo. En el fondo, muy arrogante y muy seguro de como soy. No tengo ningún complejo, aunque suene muy prepotente.

Televisión, radio, conciertos...Todos nos preguntamos de dónde saca el tiempo para estar en tantos sitios a la vez...

Pues cariño, cuidándome mucho, durmiendo una media de 7 horas y yendo al gimnasio. Es verdad que trabajo mucho, pero tengo la suerte de dedicarme a las cosas que me hacen feliz y vivir de ellas. Es que me gusta todo. Y lo que no me gusta, no lo hago, directamente.

Cuénteme alguna propuesta reciente a la que haya dicho que no.

Pues no sé... Hace poco me llamaron para hacer una publicidad de una cosa que no me la creía. Era una cerveza. Yo les dije 'es que no va a ser bueno ni para ti ni para mí'.

Habiendo confesado ser poco futbolero, concretamente '2 sobre 10', sorprendió un poco que Alaska y usted colaborasen con la Federación Española de Fútbol aportando el Himno de la Copa del Rey. ¿Cómo se metieron en ese berenjenal?

Pues cariño, yo lo veo como un reconocimiento de alguien que entiende que el fútbol es un espectáculo. Y que tiene una visión muy internacional, como lo de la Super Bowl. Y me encanta. Nos llamaron un 28 de diciembre y dije: ¿'No será que nos han hecho una inocentada, Olvido? Yo me siento muy orgulloso de llevar tres años representando el Himno de la Copa del Rey, 'Celebrar es ganar', porque eso es lo que transmite, celebrar la vida, e amor, la amistad. Es lo que también se vive en un partido de fútbol. Además yo jugué de portero de fútbol sala cuando era pequeño, y me encantaba.

Por cierto, no sé si sabe la que se ha liado por el beso en la boca que le dio ayer [la entrevista se lleva a cabo el lunes 21 de agosto, al día siguiente] el presidente Rubiales a una futbolista tras ganar el Campeonato del Mundo...

Pues no sé, no lo vi, afortunadamente tengo mucho trabajo, metido en una furgoneta de un día para otro. Pero cariño, que cada uno haga lo que sea y que sea feliz. Si ese señor quiere dar un beso a esa señora, que se lo de, y si no, no. Y quien monte polémicas porque esta aburrido en su casa, que se compre un mono.

Será la primera vez de las Nancys en Salamanca ¿verdad? ¿Qué conoce de la ciudad?

Yo creo que con las Nancys es la primera vez que vamos, si. Yo he estado en Salamanca acompañando a Fangoria. Y visitando a una de mis mejores amigas, de Zaragoza, que puso una tienda de ropa en Salamanca. Además vamos a actuar en la Plaza Mayor, en las fiestas, que para nosotros es todo un lujo. Me encanta. ¡La rana la quiero encontrar como sea!

Ya por último, una maldad. La canción de Raffaella Carrà que han escogido para su disco...

Uno de los mejores momentos de mi vida es cuando estuve en casa de Raffaella Carrà. Y en la de Sara Montiel. Estar en las casas de estas señoras me hizo más feliz que visitar el Museo del Prado. Que también me gusta el Prado ¿eh? Raffaella me enseñó todos sus discos de oro, su despacho... Con eso ya puedo morir tranquilo.

Le decía que la canción de la Carrà es “Pedro”. No hay aquí alusiones veladas a Pedro Sánchez, ¿verdad?

(Con tono molesto) Pero vamos a vez, que yo no conozco a Pedro Sánchez, cariño, que esa canción es del año 77 o del 81... ¡Otra vez estáis dando pábulo a las tonterías que dicen los demás!

Pero hombre, Mario, que era una broma.... Ignorabamos que hubiera polémica con eso.

Pues te lo digo a ti. Raffaella Carrà era una artista impresionante que hasta que no se muerto no la reconocían los bien pensantes y los cultos, les parecía una señora hortera. Y que ahora le hayan trpuesto una calle... Yo la calle se la pongo todos los días. Que no me vengan a ahora a decir tonterías. Es una canción buenísima, que además la grabamos hace dos años, y ya está. ¡Tutto Raffaella, tutto Italia, Tutto Carrà!

Vamos, no se enfade. Estamos de acuerdo. Raffaella era una grande

Y nosotros venimos de ahí. Yo vengo de Raffaella Carrà. Cengo de los Kinks, vengo de Mötley Crüe, vengo de David Bowie. Y vengo del circo. El circo nos salva la vida. Y eso es lo importante.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios