Borrar
Koopmeiners (Atalanta), disputa un balón. EP
Xabi Alonso pierde la imbatibilidad y ya no opta al triplete (3-0)

Xabi Alonso pierde la imbatibilidad y ya no opta al triplete (3-0)

Un triplete de Lookman le da el título a la Atalanta

EP

Miércoles, 22 de mayo 2024, 23:09

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Atalanta

Atalanta

3

-

0

Bayer Leverkusen

Bayer Leverkusen

La Atalanta BC ha ganado este miércoles por un claro 3-0 al Bayer Leverkusen, con 'hat-trick' del delantero nigeriano Ademola Lookman, y ha conquistado así la Europa League 2023/24, lo que ha significado el primer título continental en la historia del club bergamasco y también ha truncado la histórica racha invicta del equipo alemán, a la vez que le ha quitado el sueño del triplete.

En el Aviva Stadium, en Dublín, los de Bérgamo iniciaron la final con más garbo. Gianluca Scamacca mandó fuera un potente cabezazo en los primeros minutos, mientras los pupilos de Xabi Alonso trataban de colocar su esquema sobre el césped de la capital de Irlanda, con la polivalencia del español Alejandro Grimaldo siendo el comodín.

Sin embargo, el equipo italiano no dio respiro y marcó pronto el 1-0. Teun Koopmeiners evitó que un balón suelto saliera por la banda derecha, se giró y pasó a Davide Zappacosta, quien cogió la espalda a Grimaldo y entró en el área contraria; levantó la mirada y centró raso al segundo palo, donde Lookman apareció por detrás de Exequiel Palacios para rematar con la zurda al fondo de las mallas.

Respondió el Bayer Leverkusen por mediación de Josip Stanisic, con un tiro desde la rfontal y que atrapó sin problemas el portero rival, Juan Musso. No carburaba el equipo de la aspirina, que encajó otro gol antes de llegar a la media hora, a raíz de una salida de balón desde atrás y donde su guardameta no encontró cerca a quién pasar.

Matej Kovar eligió entonces un pase en largo, que acabó en pérdida y la pelota cayó a pies de Lookman. El delantero nigeriano regateó a Granit Xhaka, caño incluido, y se perfiló hasta tirar con la diestra con puntería para hacer el 2-0, ajustado a la base del poste y lejos de Kovar.

El conjunto germano tuvo luego una ocasión gracias a una internada de Grimaldo por el costado izqueirdo, aunque falló su vaselina a Musso, pero los pupilos de Gian Piero Gasperini siguieron con su dominio y buscaron el tercero, como demostró un zurdazo de Charles De Ketelaere desde la corona del área y que agarró Kovar abajo, bien posicionado.

Tras el descanso, Alonso introdujo en el campo a Victor Boniface, atacante, y retiró a Stanisic, defensa. Pero el primer susto fue de nuevo de la Atalanta, con un pase 'de la muerte' que buscaba a De Ketelaere y que despejó Piero Hincapié providencialmente en el área pequeña.

El plan de Gasperini supera al de Alonso

El plan de Gasperini, ralentizando bastante el ritmo, surtió efecto mientras su adversario no amenazaba la zona de Musso. Hizo más cambios Alonso, pero hasta el minuto 64 no hubo incordio real sobre la portería de la 'Dea', en un centro de Florian Wirtz a pie cambiado desde el lado derecha y cuyo objetivo era la cabeza de Grimaldo, pero no remató.

Lo evitó el arquero argentino, que recibió un golpe y fue atendido por los servicios médicos de su equipo durante unos minutos encima del césped. Ese pequeño parón vino de lujo a los de Gasperini, que se parapetaron atrás y manejaron su ventaja en el electrónico del Aviva Stadium, incluso aumentándola a raíz de un contragolpe en el 76'.

Scamacca lo fraguó, condujo el esférico hasta la línea de tres cuartos del Bayer y abrió el juego hacia el costado izquierdo, donde Lookman hizo media bicicleta Edmond Tapsoba para escorarse y ejecutar un zurdazo a la escuadra más alejada. Significó la sentencia, aunque quedasen casi 20 minutos, pero los de Alonso querían el gol del honor.

Estuvo cerca Patrik Schick, recién entrado al campo dublinés, con un taconazo en el minuto 83 y que se marchó a córner después de tocar en un zaguero de la Atalanta. Pese a eso, y pese a que el Bayer acaparó el balón en la recta final del encuentro, ya no se movió el marcador y se acabó la racha sin perder que llevaban los de Leverkusen en este curso.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios