Borrar
Sebas Elena remata a portería en un partido.
Sebas Elena pone en suspenso su retirada

Sebas Elena pone en suspenso su retirada

Sebas Elena se plantea seguir y cumplir las Bodas de Plata en el primer equipo. «Acaba la temporada cuando mejor estamos», dice el capitán

Alex G. Santana

Salamanca

Martes, 9 de mayo 2023, 19:24

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Solo queda un partido (el de este sábado a las 19:00 horas frente al Leganés en el Río Tormes) para que finalice la temporada del Ciudad de Salamanca y si hay alguien para hablar con autoridad ese es Sebas Elena a sus 42 años: capitán, hombre importante en la pista y directivo en los despachos. «Ha sido una campaña muy difícil. Cada vez que nos estaban saliendo bien las cosas llegaba un parón... Y ahora acaba cuando mejor estamos. Nos han lastrado las lesiones, se marchó gente a mitad de temporada... La suerte nos ha dado la espalda pero al final tenemos que estar contentos y estamos terminando con muy buenas actuaciones».

Pero si hay que hablar del equipo en su conjunto, también hay que hacerlo de él. Siguen pasando los años y ahí está, siendo una pieza clave y rozando los 90 goles. La retirada lleva un tiempo en su cabeza pero la idea está empezando a cambiar: «Psicológicamente tanto yo como el cuerpo técnico hemos estado jodidos porque veíamos que no dábamos más de sí. De estar en agosto con 18 jugadores a apenas no poder entrenar con 8 o 10. Pero últimamente me estoy encontrando muy bien, sintiéndome que vuelvo a ser yo y se está frenando en mi cabeza el tema de la retirada. Creo que puedo aportar todavía cosas al equipo pero tendré que sentarme con el entrenador y la directiva para tratar una serie de cosas. Tengo mi trabajo y dedico mucho tiempo a entrenar todos los días y a veces no es fácil cuando por detrás hay cosas que no me gustan».

Si decide continuar, la próxima campaña cumplirá la número 25 como integrante del primer equipo del Ciudad de Salamanca: «En lo deportivo estoy contento. Entreno igual que mis compañeros y por ser el mayor (a algunos les dobla edad) no soy especial. Soy uno más y físicamente me encuentro bien, hasta los rivales me dicen que cómo me voy a ir».

Su labor en los despachos también le quita tiempo y le da quebraderos de cabeza pero ahí sigue al pie del cañón: «Es difícil porque siempre falta algo. Con las ayudas que tenemos hay que hacer maravillas, pero somos lo que somos. La mayoría de nuestros rivales son semi profesionales, pero nosotros sabemos nuestra realidad».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios