Borrar
Silvestre Sánchez Sierra, junto a la estrella de la selección Lamine Yamal, en su restaurante de Barcelona.
«Lamine Yamal se pone morado con la carne de morucha de Salamanca»

«Lamine Yamal se pone morado con la carne de morucha de Salamanca»

El joven talento español se quedaba impregnado de la gastronomía charra de la mano de Silvestre Sánchez Sierra

J. García

Salamanca

Jueves, 11 de julio 2024, 06:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

A las 21:20 horas de este pasado martes, Lamine Yamal maravillaba al mundo con su golpeo con pierna izquierda para poner el empate en el marcador de Múnich, sin embargo, unos meses atrás el joven talento español se quedaba impregnado de la gastronomía charra de la mano de Silvestre Sánchez Sierra. «Con su gol sentí una grandísima alegría, es todo un honor», inicia el salmantino.

El día de su renovación con el FC Barcelona, Yamal decidió celebrarlo acudiendo, junto a su familia, al restaurante en la ciudad Condal que tiene el salmantino. «Conforme lo vi me dije, éste va a ser de Primera. Es una persona sencillísima, y a la hora de hablar con él es maravilloso», añade Sánchez. Pero, al igual que con su fútbol enloquece al mundo entero, el nuevo ídolo de la selección no dudó en saber más sobre la gastronomía salmantina. «Por su religión no consume ciertos embutidos, pero, por la carne tiene un gran interés».

Y es que, para Yamal uno de los platos estrella es uno los alimentos más característicos de la provincia. «La verdad que con la carne de morucha se pone morado-comenta sacando una carcajada-. Le maravilla. También, el entrecot no muy hechos con sal gorda por encima, o el chuletón, son algunos de los platos que no pueden faltar», zanja el salmantino. Para Silvestre no es nada inusual recibir la visita de grandes nombres del mundo del fútbol ya que a su restaurante han acudido figuras como Julio Salinas, Stoichkov o Guardiola. En el caso de Yamal fue la recomendación de uno de sus compañeros de vestuario. «La primera vez vino con un compañero del Barcelona porque le hablaron de la maravillosa carne que tenemos en Salamanca, y quedó encantando».

«Dios quiera que tengamos suerte con él, porque ya te digo es una maravilla de tío, ojalá le vaya bien en la final para traernos otro título».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios