Borrar
Homenaje a Estela Domínguez en el lugar de su atropello por un camión en la N-620 LAYA
La emotiva y dura carta del padre de Estela Domínguez, la ciclista atropellada en Villares

La emotiva y dura carta del padre de Estela Domínguez, la ciclista atropellada en Villares

Juan Carlos Domínguez reclama un endurecimiento de las leyes penales y ha pedido “justicia”

Miércoles, 26 de abril 2023, 12:16

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El exciclista profesional Juan Carlos Domínguez ha publicado una emotiva carta a su hija Estela, muerta el pasado mes febrero al ser atropellada por un camión en Salamanca, junto al polígono de Los Villares, cuando regresaba a su piso de estudiante después de haber entrenado por las carreteras de la provincia, en la que ha pedido “justicia” y ha reclamado “leyes penales más duras, para los que arrebatan la vida de una persona”.

“Te han quitado la vida y te han dejado tendida y abandonada en la carretera, como cuando atropellan a un animal. ¿Pero qué ser humano es capaz de actuar y tener ese comportamiento? ¿Por qué?”, se ha preguntado Domínguez en la carta publicada en redes sociales.

El padre de la joven Estela ha recordado su futuro prometedor “tanto a nivel deportivo como universitario”, ya que era una chica con una gran proyección y “siempre responsable, humilde, con un corazón enorme”, que le impedía ver “ninguna injusticia”, y “siempre apoyando al débil”.

El ciclista vallisoletano ha recordado cuando le dijo a su hija que cuando ella dejara el ciclismo, él haría lo mismo. “Y así ha sido desde el 9 de febrero, porque he sido incapaz de volver a montar en bicicleta. Tengo pánico, inseguridad, pensar que me pueda pasar algo, que venga un desalmado y me quite la vida como a ti, porque no puedo permitirme dejar sola a mamá, que desde que nos has dejado no es persona”, ha señalado.

En esa carta a través de facebook, ha insistido en reclamar justicia: “Porque a Estela no nos la van a devolver, pero no se puede permitir que vuelva a pasar y se vayan de rositas. Ir a la cárcel es duro, pero lo es más perder a una hija, marido, hermano o padre, que ya no volverán”.

“Las Leyes Penales tienen que ser más duras para los que arrebatan la vida a una persona. Nuestro deseo es que ninguna familia más tenga que pasar por este sufrimiento”, ha concluido Juan Carlos Domínguez.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios